FANDOM


"Roodaka se acercó a la ventana y miró hacia arriba para ver a los Toa en sus capullos, colgando de un red Visorak. Sus ojos devoraron la vista de ellos luchando sin poder hacer nada para liberarse. No había nada más agradable, decidió, débiles, miserables criaturas tratando de evitar su inevitable perdición"
— Narrador

BIONICLE Aventuras 7: La Red de los Visorak
BIONICLE Aventuras 7
Libro
Serie BIONICLE Aventuras
Escritor Greg Farshtey
Editorial Scholastic
ISBN 0-439-69619-4

La Red de los Visorak es el primer Libro de BIONICLE del 2005, publicado en febrero de ese año. También es el séptimo libro de la serie BIONICLE Aventuras escrito por Greg Farshtey.

SinopsisEditar

recién llegados de su horrible viaje en los túneles de Mata Nui, los Toa Metru reunieron suministros para construir otro transporte para su viaje de vuelta a Metru Nui. Vakama vio en los túneles por más suministros, y se encontro con una de las guaridas de Makuta, plagada de piezas surtidas de Vahki, incluyendo partes de Transporte Vahki. Mientras se preparaba para salir de la guarida, él se encontro con la Entidad de Fuego. A medida que Vakama pelea contra ella, le resulta casi imposible de superar. En un último esfuerzo, absorbe todo el calor en la habitación, congelando a la entidad, antes de desatar una ráfaga de Fuego. Luego cae inconsciente. Cuando despierta, gracias a los esfuerzos de Nokama, le dice a los demás de las partes y de crear un nuevo transporte. Para mantenerlo a flote, utilizaron los troncos de la planta Karzahni. Luego que parten sobre su recién bautizado El Lhikan 2, no se dan cuenta de un pequeño brote que crece de uno de los troncos.

En el barco, Nuju utiliza el zoom de su máscara para ver la ciudad destrozada. Para su sorpresa, la ciudad está cubierta de redes y numerosos Rahi de rastreo en la noche. Nuju comenta a Nokama de esto, los dos proceden a luchar en una batalla simulada, con el fin de estar preparados para cualquier cosa que pudiera desafiarlos. A medida que se acercan a la ciudad una gran tormenta los golpea, arrastrando a los Toa hacia la orilla de Le-Metru. Después de desenterrarse a sí mismos, Vakama les ordena seguir adelante. Nokama observa por sí misma que, en un esfuerzo para ser un mejor líder, Vakama se ha vuelto imprudente. Mientras Whenua y Matau reconocen el terreno, se encuentran confrontados por los Vahki sobrevivientes. Sobrecargados por la energía, los Vahki fueron alterados, y ahora tienen la capacidad de hablar en un tono que los Toa entienden. Mientras Matau los distrae, Whenua vuelve por los otros, para explicar el extraño fenómeno. Onewa da una teoría probable de esto y luego que se reincorporara Matau a lo largo del camino, el grupo se refugia en la pista de pruebas.

Mientras que están allí, Whenua descubre un capullo abierto, lleno de rastros de veneno. Temeroso, le dice a los demás, y explica que lo que sea que había en el capullo, estaba con ellos. Mientras continuaban, encuentran una Entidad Sónica que los bombardea con Sonido cada vez que lo golpean. Los Toa Metru finalmente lo vencieron sellando el pasillo con paredes de piedra y hielo, absorbiendo todo el aire en el pasillo ahora hermético, y golpeando el ser con una ráfaga de hielo, provocando que la bestia sónica se separara y desapareciera.

Cuando tomaron una escotilla, se encuentran con miles de ojos que miran hacia ellos. Whenua luego explica a los otros Toa cómo las redes han sido creadas por las criaturas en forma de araña, Visorak. Vakama entonces reprende a Whenua por no decirles de esto antes, para gran disgusto de Onewa. decidiendo no subir, son atacados por un Lohrak mutado. Mientras que luchan contra esta bestia, los Vahki se unen a la batalla, y Nokama y Onewa son golpeados dentro de los Archivos. Rápidamente, son atacados por Visorak, pero no antes de que sean salvados por un extraño. Proceden, y finalmente derriban a sus atacantes. Todos ellos se dirigen a los Archivos, y se encuentran con un Oso de la Ceniza herido, pisoteado cuando todos los otros Rahi salieron. Usando sus energías elementales, son capaces de curar a la criatura, y proceden a las calles cerca del Coliseo. Como Vakama los guía imprudentemente, caen en una trampa tendida por los Visorak.

Son impactados por Rhotuka paralizante, los Toa caen presa de las criaturas, se los llevan y los cuelgan sobre el Coliseo, donde están envueltos en capullos. Son transformados en criaturas bestiales, y caen, pero son rescatados por los Rahaga. Contandoles de su transformación, su líder, Norik, les habla de la única oportunidad de revertir su transformación; el encontrar un gran Rahi mítico conocido como Keetongu. Llenos de esperanza, los Toa proceden a continuar con su misión.

PersonajesEditar

Véase TambiénEditar



El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.