FANDOM


"Se detuvo frente a un enorme edificio ennegrecido que una vez había albergado una forja. Aquí, herramientas de construcción y otros equipos habían sido creados a partir de protodermis fundido antes de ser enviados a Po-Metru para ser acabados."
— Narrador, El Misterio de Metru Nui

Fundidoras de Ta-Metru
Vakama Screen 2A
Localización
Estado Desmanteladas
Localización Ta-Metru
Pronunciación TAH-MET-troo

Las Fundidoras de Ta-Metru, también conocidas como Forjas, eran instalaciones de fabricación en base a Protodermis Fundido ubicadas en el distrito de Ta-Metru de Metru Nui.

HistoriaEditar

Los Fundidoras eran el sitio de la segunda etapa en el proceso de producción de fabricación y herramientas. Después de que el Protodermis era limpiado de impurezas en Ga-Metru, era calentado mientras viajaba a través de una serie de bloqueos hasta las fundidoras. Aquí, el Protodermis fundido se vierte en moldes, y luego es fundido, luego refundido, y refundido de nuevo hasta que queda perfecto. La habilidad del trabajador Ta-Matoran es esencial para este proceso, ya que los artículos de mala calidad se romperían bajo presión o no funcionarían en absoluto.

Morbuzakh Vine Severing Vat Cables

Vides Morbuzakh atacando las Fundidoras de Ta-Metru

Ciertos Rahi vivían en las fundidoras de Ta-Metru, como la Salamandra de Horno, el Hikaki, y el Ranama. Los Proto Patos iban a menudo a las Forjas desde Ga-Metru para eliminar los parásitos que se pegaban a ellos, mientras nadaban. Los Vahki Nuurakh mantenían las fundidoras fuertemente protegidas y bajo estrictas medidas de seguridad, debido a su importancia para la producción de nuevos artículos.

Vakama pasó casi toda su vida como Matoran en las fundidoras. Cuando le fue encargado forjar la Kanohi Vahi por Makuta Teridax, que entonces estaba disfrazado de Turaga Dume, Vakama utilizó su forja personal para realizar la tarea. Después de que Vakama realizara muchos intentos fallidos, Toa Mangai Lhikan apareció ante Vakama y le entrego una Piedra Toa, pidiéndole que protegiera el corazón de Metru Nui. Antes de que pudiera continuar, los Cazadores Oscuros Nidhiki y Krekka aparecieron e intentaron capturar a Lhikan. Nidhiki amenazo con dejar caer a Vakama en Protodermis fundido, y Lhikan se rindió para salvarlo. Nidhiki entonces lo tiro igualmente, pero Lhikan salvó a Vakama con sus Grandes Espadas de Fuego antes de que se lo llevaran.

LOMN9 Ta-Metru 2

La Forja de Vakama

Después de la batalla, Dume vino a la forja de Vakama, acompañado de varios Vahki, y preguntó por el estado de la Vahi. Vakama entonces informo que no había podido realizar grandes proceso a falta de discos más puros, luego que Turaga Dume se fuera. Vakama siguiendo las indicaciones dejadas con su Piedra Toa, dejó las Fundidoras y partió al Gran Templo.

Cuando los Toa Metru buscaban a los Matoran que conocían la ubicación de los Grandes Discos, Vakama viajó a las fundidoras para encontrar a Nuhrii, y le preguntó acerca de la ubicación de Nuhrii a Brander Nuhrii. Brander, no creyendo que el Toa del Fuego era realmente Vakama, le dio una prueba, que supero con éxito.

Poco después, Vakama encontró vides Morbuzakh dando vuelta cubas de Protodermis fundida, poniendo en peligro a un Matoran. Pensando rápidamente, disparó un disco de congelación de su Lanzador de Discos y congeló las vides, lo que ahuyento a la planta. Vakama pregunto al Matoran rescatado acerca de cómo la vid logró alcanzar las cubas. El Matoran sólo pudo decirle que una criatura de cuatro patas había logrado colarse y había saboteado los controles de las cubas. Vakama pronto abandonó las fundidoras para reanudar su búsqueda.

Luego del Gran Cataclismo, las fundidoras de Ta-Metru fueron gravemente dañadas, junto con el resto de Metru Nui. Durante el Gran Rescate, Toa Hordika Vakama viajó con Rahaga Norik a su forja en busca de piezas para las Aeronaves. Al no encontrar nada, cayendo en ira, Vakama arrojó un Kanoka de debilitamiento contra una pared. El disco hizo que la pared se derrumbara, revelando un pasaje que contenía un disco con la máscara de Toa Nuhrii grabado en el frente. El disco causó que Vakama creyera que no estaba destinado a convertirse en un Toa.

Luego que los Matoran de Metru Nui volvieran a la ciudad, comenzaron a trabajar en la restauración de las Fundidoras de Ta-Metru. Todos los daños causados por el Gran Cataclismo fueron totalmente reparados por el Bastón de Artakha.

Durante la Batalla de Bara Magna, cuando un fragmento de Aqua Magna impacto la cabeza del Robot Gran Espíritu, y por consecuencia Metru Nui, las Fundidoras de Ta-Metru fueron severamente dañadas junto con el resto de la ciudad. Tiempo después, las Fundidoras, junto con todos los otros lugares en el Universo Matoran, fueron desmanteladas.

AparicionesEditar




El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.