FANDOM


"En los meses transcurridos desde que Turaga Dume había negado a los Cazadores Oscuros hacer una base en Metru Nui, innumerables Toa habían caído. La mayoría fueron derribados desde las sombras, sin saber nunca que su enemigo estaba allí. Oh, habían habido algunas victorias - Nidhiki había derrotado a más enemigos de los que pudiera contar, y Lhikan valía seis Toa en batalla - pero todos sabían que los números estaban en su contra. Era sólo una cuestión de tiempo."
— Narrador, Nacimiento de un Cazador Oscuro

Guerra Toa/Cazadores Oscuros
Noimagen
Evento
Testigos Habitantes de Metru Nui
Ocurrencias 2.000 años antes del Gran Cataclismo
Importancia Mayor
Acciones Nidhiki se convierte en un Cazador Oscuro, los Cazadores Oscuros son derrotados
Evento Anterior Desliz del Tiempo
Evento Siguiente Estudio de Rahi Marinos

La Guerra Toa/Cazadores Oscuros fue una de las más grandes guerras en la historia de Metru Nui.

HistoriaEditar

Consciente de que El Sombrío tenía los ojos puestos en Metru NuiTuraga Dume prohibió a los Cazadores Oscuros entrar a la ciudad, alegando que traían la ilegalidad y la violencia con ellos.

Algunos años más tarde, El Sombrío envió a VezokAvak, y Reidak para liberar al Dragón Kanohi de su prisión, y este comenzó a arrasar Metru Nui. Vezok, Avak, y Reidak arrinconaron a Turaga Dume en el Coliseo y le ofrecieron la "protección" de los Cazadores Oscuros contra amenazas tales como el dragón. Dume se negó, y Vezok se preparó para matarlo, pero Toa Lhikan y Nidhiki de los Toa Mangai intervinieron y ahuyentaron a los Cazadores Oscuros de la ciudad. A continuación, se enfrentaron en una batalla de un mes de duración contra el Dragón Kanohi, finalmente, derrotando a la bestia y enviándola a Xia.

El Sombrío se obsesionó con hacerse con la ciudad y le asignó a Thok el secuestrar a Dume. Esto también fue impedido por los Toa. Eligiendo un modo más directo de conquista, El Sombrío envió fuerzas de Cazadores Oscuros para atacar la ciudad y reclamarla como propia. Lhikan y el resto de los Toa Mangai estacionados allí resistieron sus ataques y trataron de defender la ciudad por sí solos.

Guerra Editar

Inicialmente, los Toa Mangai se vieron superados por los cientos de Cazadores Oscuros. Los Toa se atrincheraron en el Coliseo mientras que los Matoran se escondieron en sus casas. Toa Naho, sin embargo, logró colarse a través de las líneas de los Cazadores Oscuros y llegó a otra isla para pedir refuerzos. Ella trajo casi a un centenar de Toa como refuerzos. Los Cazadores Oscuros, que habían logrado reclamar gran parte de la ciudad, fueron repelidos, lo que llevó a nuevos conflictos. Ambas partes sufrieron grandes pérdidas durante los siguientes meses. A Turaga Dume le fue asignada una guardia personal como medida de precaución.

Batalla entre Tirano y los Toa Editar

Un grupo de Cazadores Oscuros, incluyendo a su aliado dictatorial "Tirano", se encontraron con un grupo de Toa dirigidos por Lhikan. Entraron en combate, pero los compañeros del Cazador Oscuro "Tirano" habían recibido la orden de abandonarlo al iniciar la batalla. "Tirano" se vio superado por los Toa y desapareció en el Mar Plateado.

Conflicto entre Venganza y Lhikan Editar

En una de las últimas batallas de la guerra, Lhikan se enfrentó con el Cazador Oscuro "Venganza". "Venganza" fue derrotado y atrapado por el Toa del Fuego. El Cazador Oscuro más tarde pudo liberarse y prometió vengarse de Lhikan.

La Traición de Nidhiki Editar

Hacia el final de la guerra, Nidhiki fue arrinconado por Lariska y le ofreció un trato: si Nidhiki traicionaba a los Toa, se le daría dominio sobre Metru Nui. Nidhiki aceptó, sin darse cuenta de que El Sombrío tenía previsto eliminarlo después de que la guerra hubiera terminado. Lhikan, sin embargo, había seguido a Nidhiki y escuchó de su negociación junto con la propuesta. Dejando la escena para informar a Turaga Dume, Lhikan fue interceptado por Hakann, que le ofreció a Lhikan otro trato: los Cazadores Oscuros entregarían la Piedra Makoki, a cambio de la vida de sus operativos pronto-a-ser-derrotados. Lhikan aceptó. Cuando Nidhiki llevó a todos los Toa de la ciudad a una emboscada de los Cazadores Oscuros en el Cañón de los Susurros Eternos, Lhikan lanzó una contra-emboscada apoyado por trescientos recientemente llegados Toa. Lhikan entonces, puso fin a la guerra obligando a los Cazadores Oscuros a marcharse y no volver nunca, desterrando a Nidhiki con ellos.

Consecuencias Editar

El Sombrío aceptó el acuerdo por un tiempo, y los Cazadores Oscuros no regresaron a Metru Nui durante al menos dos mil años. Sin embargo, no estaba contento con la idea de dejar la Piedra Makoki con los Toa y envió agentes para robarla de nuevo.

Un Onu-Matoran que había sido mutado en un accidente y rechazado durante la guerra partió con los Cazadores Oscuros como un recluta con el nombre en código de "Subterráneo". Nidhiki también se convirtió en un Cazador Oscuro, aunque más tarde intentó desertar de la organización, pero fue obligado a quedarse.

Los Toa reclutados por Lhikan finalmente se fueron de Metru Nui, dejando solo a los Toa Mangai para proteger la ciudad.

Apariciones Editar




El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.