FANDOM


Vahki Yr4

Después de muchos años de proteger la antigua ciudad de Metru Nui solo, Toa Lhikan tomó la crucial decisión de robar las seis Piedras Toa del Gran Templo de Ga-Metru. Así podría crear seis nuevos Toa para que le ayudaran en la lucha contra la oscuridad que amenaza la ciudad.

Toa Lhikan with a toa stone in movie form cutbytkp

Toa Lhikan recuperando las Piedras Toa del Gran Templo

A su salida del Gran Templo ese día, el Toa solitario fue confrontado por Nidhiki y Krekka, dos Cazadores Oscuros. Lhikan lucho contra las dos figuras descomunales, pero fue capaz de irse volando usando sus Grandes Espadas de Fuego. Él viajó a la cercana Ga-Metru, donde tomó una decisión. A través de lecturas astrológicas, Toa Lhikan había descubierto en un principio que los Matoran que conocían la ubicación de los Grandes Discos se convertirían en Toa. Poco después de su descubrimiento, sin embargo, otra idea echó raíces en su mente, y empezó a creer que otro grupo de seis Matoran estaba destinado para esto. Mientras estaba en Ga-Metru, Toa Lhikan entrego una de las seis Piedras Toa a Nokama, una profesora Ga-Matoran de una de las Escuelas de Ga-Metru. Luego de entregarla se fue volando para entregar a los demás, y partió del distrito.

Toa Lhikan Matoran Vakama Toa Stone

Lhikan entregando una Piedra Toa a Vakama

Su siguiente destino fueron los Campos de Construcción de Po-Metru, donde buscó un Escultor Po-Matoran llamado Onewa, otro destinatario de el sagrado artefacto la Piedra Toa. En sus viajes, Lhikan éxitosamente entrego las Piedras a tres de los otros elegidos Matoran: Nuju, un Erudito Ko-Matoran; Whenua, un Archivista Onu-Matoran, y Matau, un Piloto de Pruebas Le-Matoran. La última piedra fue a entregarla a un Ta-Matoran. En ese momento, llegó de nuevo a su hogar Ta-Metru, y fue a la forja de Vakama, donde encontró al solitario Matoran tratando de forjar una máscara. Después de su fallido intento, Lhikan habló a el Matoran. Y le entrego la última Piedra y dijo a Vakama que la ciudad necesitaba su ayuda contra la amenaza del Morbuzakh.

La revelación de Lhikan a Vakama fue interrumpida cuando Nidhiki surgió de las sombras de la forja, junto con Krekka. Lhikan derroto a Krekka, pero Nidhiki atrapo a Vakama, y lo mantuvo por encima de un caldero de Protodermis fundido. Nidhiki le dijo a el Toa que a menos que se entregara en silencio, el Matoran iba a morir allí. Lhikan se rindió y fue agarrado por Krekka. Nidhiki dejó caer a Vakama a pesar de la cooperación de el Toa, pero Lhikan lanzo su tabla hacia Vakama, salvandolo y sacándolo de la cámara. Los Cazadores Oscuros se quedaron con Lhikan. Poco después, Vakama tuvo una visión. Una figura habló con él en la forma de Toa Lhikan y alerto a Vakama que el tiempo se acababa rápidamente, y que debía actuar.

En ese momento, un Ta-Matoran llamado Kapura viajaba las casas abandonadas de Ta-Metru, en busca de herramientas en buen estado. Recordó cómo el Morbuzakh había aparecido de repente en la ciudad, destruyendo los edificios, e incluso causando la desaparición de Matoran. Los Vahki, encargados de hacer cumplir la ley en la ciudad, eran incapaces de detener esta amenaza. Mientras Kapura buscaba, noto que una vid serpenteaba alrededor. De miedo, sopló el nombre de la planta, y huyo. Ta-Metru estaba cayendo ante el Morbuzakh.

LoMN Telescreen

Turaga Dume hablando a la población de Metru Nui

Después de la desaparición de Lhikan, Turaga Dume habló a los Matoran de la isla-ciudad a través de las Telepantallas, grandes estructuras situadas por toda la ciudad. Les habló de la desaparición de Lhikan, y les instó a estar atentos. Siguiendo su consejo, el mismo Dume viajó a Ta-Metru donde visitó a Vakama, sabiendo que Lhikan había estado en su compañía antes de su desaparición. Bajo la protección de dos Zadakh, el Turaga habló a el Matoran. Apresuradamente Vakama oculto la Piedra Toa antes de hablar con el Turaga. Dume prgunto a Vakama sobre la situación de la máscara que había pedido crear a Vakama. Cuando Vakama admitió que todavía estaba incompleta, Dume sugirió a Vakama usar discos más puros. Después de que el Turaga se despidiera, Vakama decidió viajar a el Gran Templo, como indicaba el mapa que cubría la piedra Toa.

LoMN Matoran Matau And Vakama Meeting

Matau y Vakama se encuentran en el Gran Templo

A su llegada al templo de Ga-Metru, Vakama se acercó al Toa Suva, como se le había instruido. Allí, Vakama encontró a los otros cinco Matoran que Lhikan había conocido, uno de cada distrito. Tras la reunión, los Matoran orgullosos pronto se enfrascaron en una fuerte pelea de crítica. Luchando para mantener la paz entre el grupo recién reunido, Nokama intentó reconciliar a los Matoran. Con la presencia de los Matoran en el templo, sin embargo, las Piedras Toa comenzaron a brillar.

Los Matoran quedaron en silencio y se acercaron a la cúpula del Toa Suva, donde colocaron ceremoniosamente las Piedras Toa en los nichos que simbolizaban los seis distritos de Metru Nui. Después de que todas fueron colocadas, una luz apareció desde el centro del santuario circular y tomó la forma de la Hau de Lhikan. La voz del Toa hizo eco a través de la gran cámara, y hablo a los Matoran. Después de que la imagen holográfica terminara, seis haces de energía se levantaron del Toa Suva, impactando los cuerpos de los Matoran y dotándolos de poder Toa. Ellos se transformaron, y ese día se marcó el final solemne de la vida de ellos como Matoran.

CGI Great Disk Matoran

Los Matoran de la visión de Vakama

Los seis recién creados Toa Metru observaron sus nuevas formas con temor y sorpresa. Ellos descubrieron una cámara secreta en el Suva, y eligieron sus Herramientas Toa. Observando más antes de abandonar el templo, los Toa cada uno encontro también un disco Toa, seis artefactos impregnados con sus elementos propios. Como los Toa comenzaron a hablar entre si, Vakama fue sacudido por otra visión. Vio de lejos la ciudad en ruinas, y bajo una sombra, para su horror. Cuando la voz de Lhikan le instó a salvar el corazón de Metru Nui, apenas evadió los seis Grandes Discos que volaban de la niebla hacia él. La visión terminó, y relató su visión a los otros Toa. Sus palabras fueron recibidas con interés y escepticismo. Eventualmente, los Toa llegaron a un acuerdo, y decidieron hacer un plan de acción. Vakama dijo a los otros que iban a necesitar los seis Grandes Discos para destruir por completo al Morbuzakh y liberar la ciudad de el. También les dijo que para obtener estos discos legendarios, tendrían que localizar a los Matoran que sabían de su ubicación, cuyos nombres habían sido revelados en la visión. El primer consejo de los Toa Metru terminó y regresaron por separados a sus Metru para buscar a los Matoran de la visión de Vakama.

La Búsqueda de los MatoranEditar

VakamaEditar

Vakama regresó a Ta-Metru, donde buscó a Nuhrii, su antiguo mentor en forjar Kanohi. Buscó a Nuhrii en su vivienda, pero sólo se encontró tallados rotos. Como Vakama reorganizaba rápidamente las piezas del tallado, vio la imagen de la máscara que había fundido Nuhrii recientemente, junto con el disco Kanoka que utilizó para crearlo. Continuando con su búsqueda, Vakama encontró una carta para Nuhrii, diciendo que una máscara que el había pensado que estaba rota estaba realmente buena, como afirmó el escritor que deseaba comercializar esta máscara.

Morbuzakh Vine Severing Vat Cables

Vides Morbuzakh atacando las Fundidoras de Ta-Metru

Después de salir de la vivienda y continuar su búsqueda, Vakama descubrió una vide Morbuzakh amenazando con botar una cuba de Protodermis fundido. Pensó rápido, como la sustancia fundida fácilmente destruiria el área cercana en caso de ser vertida. Cargando su Lanzador de Discos, Vakama disparó un disco Kanoka al Morbuzahk, congelando la vid. Luego de esto entro en el despacho de control, pero se encontró con el panel de control destruido. Vakama, aunque quizás un poco agitado, sabia de la máquina y la reparo antes de continuar con su camino.

Vakama siguió al Depósito de Recuperación de Protodermis, donde encontró a un trabajador Matoran. Cuando Vakama tomó la máscara que Nuhrii estaba buscando, el Matoran comento al Toa que la máscara mucha gente la buscaba ese día. Cuando Vakama dijo que al Matoran que la apariencia de la máscara parecía completa, el trabajador le dijo que mirara más de cerca. Había una pequeña fisura. El trabajador dijo a Vakama que Nuhrii se había ido a otro lugar después de ver esto.

Vakama Screen 6A

Nuhrii atrapado bajo escombros

Siguiendo el camino de Nuhrii, Vakama pronto se encontró en una sección abandonada de Ta-Metru, los alrededores de los cuales habían sido destruidos por el Morbuzakh. Como Vakama se asomó por la calle, vio a una vid delgada a propósito serpenteando su camino hacia un edificio. Vakama entró en la estructura en cuestión y encontró a Nuhrii atrapado por los escombros, y amenazado por las vides. Vakama transporto a la planta con un disco de teletransportación, y liberó a Nuhrii de entre los escombros.

Nuhrii habló con dureza al Toa, y lo relaciono con desprecio por que Vakama había sido elegido para forjar la Vahi en lugar de él, pero Vakama lo reprendió y le acusó de ser increíblemente egoísta. Mientras hablaban, Nuhrii estuvo de acuerdo en que iba a ofrecer su ayuda para localizar el Gran Disco, pero siguió con su mala voluntad y murmullo de la leyenda en que esperaba convertirse a causa de esta tarea. Vakama paro de pelar con Nuhrii, y negó con la cabeza antes de llevar al Matoran al Gran Templo para reagruparse con los otros Toa Metru.

NokamaEditar

Nokama Screen 3A

Nokama buscando a Vhisola en un laboratorio de Purificación

Nokama tuvo un breve paseo desde el Gran Templo y regresó a las carreteras principales de su ciudad en Ga-Metru. Vio a muchos de sus viejos amigos, ahora a través de los ojos de un Toa, y fue a hablar con ellos. Muy a su pesar, se encontró con que no la percibian como Nokama, y ​​no creían que era uno de los Toa. Triste, ella regresó a su búsqueda de Vhisola, una amiga suya que también le idolatraba. Nokama cree que en su tarea de luz, como Vhisola siempre ha deseado pasar tiempo con ella. Después de encontrar su ausencia en toda la ciudad, visitó la casa Vhisola, donde, al igual que los otros Toa Metru, se encontró con sus escritos. Nokama dudó por el respeto de sus estudiantes, pero con las graves circunstancias en la mano, comprobo a través de él. Nokama aprendio cosas personales de Vhisola, así como la verdad dolorosa de que ella albergaba celos de su Maestra.

Nokama Vhisola

Nokama hablando con Vhisola tras haberla rescatado

Nokama preocupada se fue de la vivienda de Vhisola, y fue a una de las Escuelas de purificación, donde pensó que Vhisola seguramente estaría. La Toa Metru del agua en lugar de encontrarla encontró el laboratorio en ruinas. Ella habló a una Matoran de allí que intentaba poner algo de orden al desastre y descubrió que un ser de cuatro patas se habia colado y dejo un desastre buscando el trabajo de Vhisola. Nokama, sorprendida, encontró notas de Vhisola sobre los Grandes Discos, y rápidamente, regresó a la casa de Vhisola, en un intento de encontrar más información. Mientras buscaba con más cuidado, Nokama descubrió una caja fuerte detrás de el cuadro de Vhisola más grande de su profesora, una vez abierto, encontró estudios sobre la raíz Morbuzakh en Metru Nui. Ella también descubrió que Vhisola tenía previsto reunirse con alguien en la parte superior de uno de los edificios de Ga-Metru.

Alarmada, Nokama salió corriendo de la casa y pronto se detuvo al ver a una multitud de Matoran mirando hacia el cielo en estado de shock. Ella siguió la mirada de los Matoran, y encontro a Vhisola en la cima de un edificio, en terrible peligro de caer. Nokama se sumergio en un canal, y recurriendo a la fuerza del Protodermis como Agua por primera vez, se impulso hacia el cielo y se poso sobre la estructura. Vhisola quedo en deuda con Nokama ese día, y después de que hablaran de la tragedia, Nokama pidió a Vhisola que volviera con ella al Gran Templo.

MatauEditar

Matau Chute onlyhim

Toa Matau viajando a través del Sistema de Tubos

Matau era el que estaba más orgulloso por el convertirse en un Toa. Después de partir volando del Gran Templo, Matau rápidamente viajó a Le-Metru a través del sistema de Tubos de la ciudad. Buscó a sus viejos amigos y les contó la historia de lo que le había sucedido a él. Aunque nadie le creía, logro recopilar información sobre el Matoran llamado Orkahm, que sabía la ubicación de uno de los Grandes Discos, y que era el jefe piloto Ussal. Orkahm y Matau eran de temperamentos totalmente opuestos, mientras que Matau era a menudo ingenioso y ágil en cuerpo y habla, la naturaleza de Orkahm era de ser meticuloso y lento. Como resultado, nunca los dos Matoran llegaron a compartir mucho, para decepción del Toa Metru del Aire.

Matau Screen 4A

Orkahm atrapado bajo cables en el Sector Tres

Matau comenzó su búsqueda en el Metru introduciéndose en un distinguido Tubo. Para su descubrimiento casi fatal, el tubo había sido afectado. Logro escapar con vida, del tubo de transporte usando su poder del Aire. Buscando en su corral Ussal. Encontró registros de Orkahm, y se enteró de que alguien había amenazado al Ussal favorito del Le-Matoran, una criatura llamada Pewku. Sin rodeos le dijo que fuera al Sector Tres de Le-Metru, y le entregara el Gran Disco. Matau entro en la red de Tubos, una vez más, a sabiendas de que el Sector Tres era una zona muy peligrosa debido a los ataques del Morbuzakh que había causado averías a varios Chute. Una vez más, el tubo en el que viajaba fue afectado, y el final estaba cortado.

Volando por el aire, se encontró con Orkahm atrapado bajo una maraña de cables. Matau rápidamente liberó al Matoran, y tan pronto como completo su misión se acercaron vides Morbuzakh. Saliendo volando de inmediato, Matau fue informado por Orkahm que un llamado Ahkmou deseaba el disco, y que había sido amenazado por dos seres llamados Nidhiki y Krekka. Tomando nota de esta historia, Matau voló hacia el norte, al Gran Templo con Orkahm.

OnewaEditar

AhkmouTower

Ahkmou pretendiendo estar atrapado en una escultura

Onewa se apresuró a ir al distrito de Po-Metru en busca de su compañero Escultor, Ahkmou, aunque dudaba de las visiones de Vakama. Ahkmou era escultor conocido por su trabajo duro, pero siempre había tenido el segundo lugar después de los trabajos de Onewa, y él lo sabía. En su búsqueda, Onewa encontró varios elementos de diferentes partes de la ciudad escondidos en el escritorio de Ahkmou y descubrió que había alojado a dos seres, uno enorme y descomunal y un ser de cuatro patas. También encontró un mapa con una escultura especifica. Onewa viajó a la ubicación, sospechando, y se encontró a Ahkmou allí sobre la escultura.

Onewa Screen 7

Onewa interrogando a Ahkmou en la Estación de Tubos 445

Onewa alcanzó a Ahkmou y le preguntó sin rodeos en cuanto a que se había metido en la cabeza para posarse en la cima de una torre en los Campos de Esculturas. El Matoran sin saber que decir, utilizo la aparición del Cazador Oscuro Nidhiki como una distracción para escapar. Onewa, sin embargo, lo siguió hasta la Estación de Tubos 445 que estaba anotada en la misma escultura, donde encontró a Ahkmou. Onewa lo acorralo allí al final. Ahkmou vio a Nidhiki de nuevo y se dio cuenta de que no tenía más remedio que ir con Onewa. Consintió en ir con el Toa, y los dos fueron al Gran Templo.

WhenuaEditar

TehuttiStalked

Tehutti siendo perseguido por un Rahkshi de Visión de Calor

Tras abandonar el Gran Templo, Whenua viajó al distrito de Onu-Metru para localizar al Onu-Matoran Tehutti. Al igual que Whenua, Tehutti era un veterano Archivista y se habían reunido en muchas grandes exposiciones en los Archivos, pero el Matoran anhelaba descubrir algo más, porque anhelaba el reconocimiento que sentía justamente merecido en su trabajo.

Durante su búsqueda del Matoran, Whenua encontró una carta de Vhisola. Ofreciendole al Archivista nada menos que un Nui-Jaga, pero a cambio de un Gran Disco. También encontró que las exposiciones elegidas de Tehutti habían sido dañadas. Whenua fue a los muelles de exposición de la zona para obtener información, pero cayó en los niveles subterráneos de los Archivos.

Whenua Tehutti

Toa Whenua rescatando a Tehutti

Un Rahkshi de Visión de Calor había dejado misteriosamente su tubo de estasis en el nivel, y ataco a Whenua. El Toa Metru de la Tierra se las arregló para evadir al ser hostil, y luego recordó que el Muaka, un gato Rahi era un enemigo natural de los Rahkshi. Whenua localizo y libero al Muaka de una de las salas del nivel y pronto la gran bestia se enfrento con el Rahkshi. Whenua encontró a Tehutti allí, agazapado en un rincón de la sala donde el Muaka y el Rahkshi luchaban. Whenua rescato a Tehutti y juntos se fueron de los Archivos.

NujuEditar

Nuju viajó a Ko-Metru, en busca de un Ko-Matoran conocido como Ehrye. Nuju conocía al Matoran bastante bien, ya que Ehrye era un mensajero de Eruditos y fue su compañero casi constantemente. Nuju sabía que el Ko-Matoran tenia la esperanza de convertirse algún día en uno, como notoriamente molestaba al Erudito con preguntas, con mayor frecuencia acerca de cuando él mismo se convertiría en uno. Nuju, le había dicho regularmente a Ehrye que él no tenía paciencia, y que con demasiada facilidad exasperada a los otros.

Nuju Screen 1A

Nuju buscando alguna pista en la vivienda de Ehrye

Nuju así comenzó la búsqueda de su viejo colega haciendo visita a la vivienda de Ehrye. Allí se encontró con un mapa de los tubos de Ko-Metru. Tenía un tubo en particular marcado. Se acordó de cual era, y subió al tubo designada. Nuju encontró que llevaba a una de las Torres del Conocimiento, y pregunto a los eruditos si habían visto Ehrye el mensajero recientemente. Uno de los Matoran reveló que él había venido a la torre, buscando conocimiento de los Grandes Discos y el Morbuzakh. Después de mostrar a Nuju un tallado, el erudito le dijo que Ehrye había tomado un tubo a la cima de la Torre, que en realidad era restringido para los que no eran Eruditos.

Nuju Tower

Toa Nuju saltando de una Torre del Conocimiento

Nuju pidió permiso para viajar a la cima de la Torre. El erudito aceptó, pero a cambio de pasar, Nuju tendría que crear una nueva Torre del Conocimiento utilizando un Cristal del Conocimiento. Completó la tarea, y después de hacerlo, la usó para subir y pasar a una Torre del Conocimiento deteriorada. Al llegar a ella, Nuju encontró a nada menos que a Ehrye, atrapado por grandes trozos de hielo. Nuju analizó la situación, y con cuidado, de manera sistemática elimino los bloques. liberando al mensajero, Nuju puso la torre correctamente. Habló con Ehrye, y en su conversación, se enteró de que que había hablado con otro Matoran, llamado Ahkmou. Nuju luego se dirigió a Ga-Metru junto con Ehrye.

La Búsqueda de los Grandes DiscosEditar

Los seis Matoran solicitados por Vakama por fin estaban reunidos junto a los Toa en el Gran Templo. Allí, los Toa Metru discutieron todo lo aprendido, y sobre todo lo que fueron testigos, y llegaron al consenso de que Ahkmou era un traidor basado en la evidencia encontrada alrededor de la isla-ciudad. Onewa quería detenerlo de inmediato, pero Vakama le detuvo, ya que necesitaban que los Matoran les mostraran dónde encontrar los Grandes Discos. Los Toa Metru entonces resolvieron encontrar los Grandes Discos, separándose en grupos de dos.

Vakama viajó a los Fosos de Fuego de Ta-Metru con Onewa, Nuhrii, y Ahkmou. Estaban siguiendo un escrito que Nokama descifro de las inscripciones de los artefactos en el Gran Templo, los cuales indicaban que Vakama adquiriría el Gran Disco de Ta-Metru, si "abrazaba la raíz del fuego". Tanto él y Nuhrii sabían muy bien de lo que el descifrado hablaba: los Fosos de Ta-Metru, seis grandes cráteres que eran el origen de la llama que suministraba las forjas de Ta-Metru.

Vakama with Ta-Metru Great Disk

Vakama recuperando el Gran Disco de Ta-Metru

Durante el transcurso del viaje, Onewa fue atacado por una enredadera Morbuzakh, que Vakama combatió con un disco de congelación. Los Matoran huyeron durante el enfrentamiento, y Nidhiki apareció, y dejo inconscientes a los Toa. Los dos Toa fueron lanzados a un Horno de Recuperación de Protodermis. Vakama recuperó la conciencia y absorbió las llamas del horno en desesperación, logrando así evadir un fin próximo. Nidhiki, sin embargo, se había ido. Al salir del horno, los Toa se reencontraron con los Matoran. A su llegada a los Fosos de Fuego, Vakama y Nuhrii se colaron en el sector, mientras que Onewa causó una distracción para los Vahki Nuurakh que custodiaban el lugar. Nuhrii dirigió a Vakama en una de las fosas, en el que encontraron el Gran Disco de Ta-Metru encajado en una astilla de la escarpada pared de la fosa. Vakama lo recuperó rápidamente, pero dos viñas Morbuzakh surgieron del fuego. Nuhrii fue capaz de utilizar el Kanoka de Vakama, con el poder Reconstitución aleatoria. El disco transformo las vides, temporalmente deteniéndolas. Vakama y Nuhrii aprovecharon la oportunidad y salieron. Cuando la enredadera se levantó de la fosa, ahora se encontraron con un monstruo con colmillos horribles, sin embargo la planta trepadora fue consumida por el fuego de la fosa cuando estalló en ese momento. Decididos a no mirar hacia atrás, Vakama y Nuhrii escaparon con el Gran Disco.

Onewa with Po-Metru Great Disk

Onewa con el Gran Disco de Po-Metru

Vakama y Nuhrii abandonaron el calor de su hogar una vez más, y procedieron a Po-Metru con Onewa y Ahkmou. Se abrieron paso por los Campos de Esculturas con la esperanza de encontrar el siguiente disco buscando la "montaña en equilibrio." A pesar de que tuvieron un retraso por una bestia conocida como Tunelero, los Toa llegaron a ver una estatua que tenía la apariencia de una pirámide invertida, en perfecta paz y equilibrio. Onewa subió a la escultura y pudo ver su premio. Quitó el disco mientras la estatua artística cayó en su dirección, a pesar de caer bajo la gigantesca estructura, el Toa Metru de la Piedra sobrevivió. Los cuatro regresaron entonces al Gran Templo con dos de los antiguos objetos en su poder.

Whenua with Onu-Metru Great Disk

Whenua con el Gran Disco de Onu-Metru

Whenua y Nuju, sólo con el enigma de "no se debe dejar ninguna puerta sin abrir", viajaron a los Archivos de Onu-Metru en busca del Gran Disco de Onu-Metru. A pesar de que había miles de puertas y pasajes en los Archivos, Tehutti sabía en qué sub-nivel el disco les esperaba. procedieron al nivel que les indico Tehutti, y se encontraron con todo tipo de bestias: un Ussal Mutante, Sanguijuela de Hielo, un temible Tarakava de dos cabezas, y una criatura que cambia de forma que tomó la apariencia de su propia cámara. Después de un período de tiempo buscando en los Archivos, el equipo descubrió el disco de Onu-Metru en un armario de suministros.

Por su éxito, los Toa y Matoran procedieron al hogar de Nuju y Ehrye, Ko-Metru. Dentro del frío y alto distrito, buscaron en muchas de las Torres del Conocimiento en busca del Gran Disco de Ko-Metru, recordando el acertijo "En Ko-Metru, encontrar donde el cielo y el hielo se unen." Tehutti y Ehrye se quedaron atrás en la búsqueda de los Toa, porque Tehutti había sido golpeado por un Keerakh, y había perdido la noción del tiempo y el espacio.

Nuju discovering Ko-Metru Great Disk

Nuju encuentra el Gran Disco de Ko-Metru

Sabiendo que los Vahki Keerakh esperan en el destino a su víctima en lugar de cazarla, los Toa llegaron a la Torre del Conocimiento donde estaba el Gran Disco, siguiendo las maniobras de la escuadra Vahki. Viajaron por todo el Metru, evadiendo los Keerakh y colgando de las alturas por cables de hielo. Cerca de la finalización de su misión, Whenua causo una gran distracción para los Vahki en las calles haciendo un túnel a través del suelo, mientras que Nuju recuperó el Gran Disco de un témpano de una de las torres más altas del conocimiento. El equipo siguió su camino después de la victoria, y junto con los Matoran volvieron a Ga-Metru.

Nokama, Matau, Vhisola y Orkahm se dirigieron al centro de Ga-Metru. El grupo se detuvo pronto, sin embargo, al ver una asamblea de Ga-Matoran bajo la influencia de escuadrones Vahki Bordakh, de la ciudad. Matau desvió su atención volando cerca, y los otros se fueron rápidamente. Se reagruparon en una pequeña presa del Canal de Protodermis, y para evitar la mayor atención de los Vahki, decidieron nadar por los ríos.

Ellos descubrieron que la puerta ya estába abierta cuando trataron de abrirla, y una ola de Protodermis líquida los arrastro con ellos, completamente hundiendolos en el mar y barriendo a través del canal. Usando su gran habilidad de natación Nokama salvo a Matau, que comenzaba a ahogarse. Caminaron hacia el noreste, al Gran Templo, con el acertijo: "En Ga-Metru, ve más allá de las profundidades a las que los Toa han ido antes".

Nokama with Ga-Metru Great Disk

Nokama con el Gran Disco de Ga-Metru

Vhisola sabía que se referían a las profundidades debajo del Gran Templo. Nokama fue por debajo de la gran cúpula, pero mientras ella estaba ausente en su exploración bajo el agua, Matau y los dos Matoran fueron atacados por Bordakh. Nokama encontró el Gran Disco de Ga-Metru en lo profundo del mar - que estaba metido entre dos formaciones irregulares. Ella lo tomo y comenzó a nadar lejos, sin saber que los acantilados eran, de hecho las fauces de un enorme Rahi legendario.

Matau lanzó al Vahki al mar cuando Nokama salio del agua con el disco. El gigantesco Rahi que había estado siguiendo a la Toa Metru del Agua topo con el Vahki, y se fue. Nokama, Matau, Orkahm y Vhisola rápidamente se fueron con su premio antes de que llegaran refuerzos Bordakh.

Al sur de Le-Metru, Orkahm lidero el camino al lugar señalado donde descansaba el Gran Disco. Ellos no lo encontraron allí. Matau estaba confundido porque su enigma decía "El Gran Disco de Le-Metru estará todo alrededor tuyo cuando lo encuentres". Orkahm reveló que debía estar en una Esfera de Fuerza, una burbuja de energía magnética que en un tiempo pasado se genero sobre sí misma. La anomalía peligrosa atrapaba todo lo que pasaba por ella en un remolino de energía. Con el tiempo y en cualquier momento, podría implosionar, destruyéndose la esfera y todo lo que contuviera.

Movie Matau with Le-Metru Great Disk

Matau recuperando el Gran Disco de Le-Metru

Matau utilizó un mapa de Tubos, en un intento de descubrir donde debía ser. Se dio cuenta de que podría haber pasado a través de "La Muesca", una maraña de grandes tubos que se crearon mucho antes de que alguien hubiera tratado de organizar el sistema de tubos. Matau creía que iba lento para el sector de Notch, lo que le permitiría salir, por lo que pasaría por la esfera de Fuerza cuando pasara cerca de su posición. Hizo un intento ciego, pero logro localizar el Gran disco Kanoka en un torbellino de objetos voladores y herramientas que fueron atrapadas también en la esfera.

Demasiado tarde, tanto el Toa Metru del Aire y Orkahm se dieron cuenta de que la esfera no era lenta. Más bien, estaba por implosionar. Incapaz de liberarse de la esfera de Fuerza, Matau pidió a los poderes del Aire que hicieran un vórtice de viento. Los vientos furiosos atacaron la esfera antes de que implosionara, expulsándolo fuera y destruyendo la Muesca. Ahora, con los dos Grandes Discos en su poder, los cuatro procedieron al Gran Templo.

El MorbuzakhEditar

Comic Great Disks

Los Grandes Discos en manos de los Toa Metru

Vakama y Onewa fueron vistos cerca del Gran Templo por una patrulla de exploración Vahki Bordakh. A pesar de su gran temor a los Vahki, Nuhrii dijo a los Bordakh que había visto a los Toa Metru en la costa opuesta de la ciudad, y que habían causado problemas y dejado de trabajar. Los Bordakh abandonaron su puesto, y los dos Toa pacíficamente obtuvieron acceso al templo. Allí, se encontraron con los demás.

Usando los conocimientos de Ehrye, Vhisola y Nuhrii, los Toa Metru dedujeron que la Raíz Rey del Morbuzakh estaría ubicada en el calor volcánico del Gran Horno. Así los Toa Metru decidieron viajar a Ta-Metru, llevando a los seis Matoran con ellos. Su viaje fue verdaderamente encubierto, pero cuando llegaron, fueron casi vistos por un pelotón de Vahki. El grupo se escondió en una forja abandonada hasta que Nokama noto objetos cayendo desde el techo.

MorbuzakhSeeds

Los Toa Metru siendo atacados por las semillas del Morbuzakh

Ella miró hacia arriba, sólo para encontrar miles de semillas Morbuzakh germinando. Mientras que las semillas caían sobre ellos, las vides estallaron desde ellas, y enredaron a los Matoran y Toa Metru. Nuju logró romper las viñas con una daga de hielo y la utilizó para liberar a los demás. Los Toa huyeron al exterior del edificio, donde se vieron obligados a derribar la estructura.

Poco después, llegaron al gigantesco Gran Horno, donde se encontraban plantas trepadoras pequeñas, aún inmaduras serpenteando fuera de la puerta. En un primer momento, se preguntaban por qué la Raíz Rey dejaría tan desprotegido, pero mientras lo pensaban, aparecieron espinos de las paredes. Los Matoran fueron separados de los Toa.

Tehutti recordó algo que había aprendido en los Archivos: cómo combinarse en un ser conocido como el Matoran Nui. Dio instrucciones a los otros Matoran a la luz de la situación, y juntaron sus cuerpos, creando un ser del tamaño de un Toa. La gran fusión Matoran destrozo las vides Morbuzakh y derribaron la puerta hacia el interior del horno permitiendo a los Toa Metru pasar. Luego que el Matoran Nui saliera de la estructura, los Matoran se dividieron, y Ahkmou se retiro a las sombras.

Battle of the Great Furnace

Los Toa Metru enfrentandose a la Raiz Rey

En el interior del Gran Horno, los Toa Metru descubrieron la cámara de la Raíz Rey, y se enteraron de que era inteligente y capaz de usar Telepatía. El Morbuzakh libremente les conto sobre su dominio sobre la ciudad, y su propósito de llevar a los Matoran a el centro de la isla. Que haría esclavos a los Matoran del Morbuzakh y su tipo. Los Toa Metru luego atacaron a la criatura en medio del calor abrasador y las llamas.

Después de un tiempo de combate contra la Raíz Rey, liberaron el poder de los Grandes Discos, y la raíz fue envuelta por la energía y separado del resto de la planta. Los Toa Metru salieron escapando cuando la Raíz Rey fue destruida, porque el Gran Horno comenzó a colapsar. En todo Metru Nui, las vides Morbuzakh se marchitaron como la Raíz Rey había muerto. Triunfantes en su primera gran búsqueda, los Toa Metru se dirigieron hacia el Coliseo, donde se demostraría que en realidad eran los Héroes de Metru Nui.

Las Profundidades de Metru NuiEditar

En su viaje al Coliseo, los Toa Metru se encontraron con un muy preocupado Onu-Matoran llamado Nuparu. Quien dijo a Toa Whenua lo que había visto cuando estaba muy por debajo de los Archivos. El Matoran relató que bajo con la esperanza de encontrar elementos de armadura de los Rahkshi para usarlos en sus últimas innovaciones, pero en su lugar descubrió una gigantesca fuga en las pesadas paredes que protegían a los Archivos del océano. Si la fuga no era sellada los Archivos se iban a inundar.

Los Toa se apartaron bruscamente de la Red Fikou, un lugar apodado así debido a la gran extensión de túneles de mantenimiento que había debajo de los principales Archivos. Whenua lideró el equipo por los túneles, y mientras descendían, los Toa se encontraron con dos Rahkshi con los poderes del Tiempo y del control de insectos. Ellos derrotaron a una de las criaturas, pero el otro escapó cuando Vakama y Nokama atacaron simultáneamente, creando una nube de vapor.

Sin saber que estaban siendo observados, los Toa Metru continuaron. En los límites de la Red Fikou, el equipo se dividió con el fin de cubrir más terreno. Durante ese tiempo, Nokama fue atacada por el Rahkshi de control de insectos que había huido antes. Durante la batalla, Nokama fue testigo de como el Rahkshi abrió su coraza, y para su asombro, no había Kraata dentro. La Toa Metru del Agua finalmente cayó inconsciente en la batalla, y cuando despertó, el Rahkshi se había ido. Luego llego Vakama y habló con "Nokama" quién procedió a atacarlo y derrotarlo. Onewa fue molestado por "Vakama". Matau se enfrento a "Onewa" que de alguna manera utilizo el poder del Fuego, así como el de la Piedra. Whenua fue el último en ser atacado y derrotado al igual que sus compañeros de equipo. Los Toa Metru se reunieron, y se enfrentaron en una gran pelea entre ellos mismos, porque cada uno llegó a creer que otro les había traicionado. En el caos, Vakama casi mató a Nokama, creyendo que ella era la traidora. Su violencia fue detenida por Onewa, y después por consejo de Nuju dejaron de pelear y trataron de establecer la situación correctamente.

Set Krahka

Krahka, enemigo que cambia de forma de los Toa Metru

Whenua entonces apareció y les dijo que su atacante era un Rahi que cambia de forma, llamado Krahka, una criatura que podría asumir todo el poder de quienquiera que se haga pasar. Krahka deseaba alejar a los Toa de su dominio haciendolos pelear unos contra otros. Aunque Whenua sugirió que se retiraran, los Toa Metru, al final, decidieron enfrentarse a esta amenaza.

Whenua los guío más adelante, y pronto vieron un puente sobre un abismo de Ratas de Piedra. Vakama empezó a cruzar el puente cuando un Rahkshi de control de densidad apareció y rompió el puente. Las Ratas de abajo empezaron a subir por los restos del puente roto, hacia El Toa Metru del Fuego. En ese momento, Vakama casi se sacrificó, pero fue salvado por la agilidad de Matau. En el proceso, el Toa del Aire también limpio el área de la amenaza del Rahkshi.

Whenua los llevó a través de un túnel oscuro, después de que todos cruzaran el abismo. En la oscuridad resultante del pasaje, los Toa fueron uno por uno desapareciendo por Rahkshi, hasta que sólo Nokama y Whenua quedaron. En ese momento, Whenua se reveló como la bestia que buscaban, Krahka. Luego dejó a Nokama para combatir a tres Rahkshi. La Toa del Agua vio una fuga de Agua durante la batalla y utilizo los poderes de Electricidad de uno de los Rahkshi para derrotar a dos de las criaturas. Luego, Nokama convocó energía de Agua suficiente para derrotar a el tercero. Fue ella quien encontró y rescató a cada uno de sus compañeros desaparecidos. Juntos una vez más, los Toa Metru se propusieron a buscar a su compañero perdido Whenua.

En otro sinuoso túnel, los cinco se encontraron rodeados por Anguilas de Lava. Vakama les aseguró que las anguilas no serían ninguna amenaza, a menos que las agitaran, y casi como respuesta, un terremoto sacudió el túnel en ese momento. En defensa propia, las anguilas de lava se encendieron en calor. Los Toa se agarraron de un tubo de Protodermis presente, justo antes de que las anguilas hicieran arder el suelo.

Debajo de ellos, los Toa Metru vieron un gran Rahi pasar - se trataba de una gigantesca bestia, que más tarde descubririan que era el Tahtorak. Nuju exploro más adelante y encontró la guarida de Krahka, con Whenua sujeto al techo.

Krahka, tomo la apariencia de Nokama, y encerró a Nuju en Piedra. Presintiendo el peligro, el equipo restante tendió una trampa al Rahi, el que también regresó como Nuju. Los Toa Metru lograron engañar a Krahka haciéndola revelarse, pero escapó rápidamente tomando la forma de una Anguila de Lava. Los Toa entonces comenzaron a cavar un gran túnel a la superficie, y se aseguraron de crear una cacofonía de ruidos para atraer la atención de Krahka una vez más. Ella vino de nuevo, esta vez en forma de una criatura de humo, y llevó a los Toa Metru a su guarida.

Allí, ella reveló su inteligencia y su deseo de dominar Metru Nui. Los Toa liberaron a sus dos amigos, y comenzaron su confrontación con Krahka. Ella se convirtió en una combinación de los seis Toa, en un intento de aprovechar todo su poder. Krahka colapso, sin embargo, al llevar a la vez la lógica y la mente de los seis seres distintos, pero todavía era capaz de luchar. Nokama incitando el mayor bienestar, utilizo su intelecto simple, diciendo a Krahka que si ella hacía lo que planeaba con Metru Nui, los seres en la superficie huirían. Ella dominaría sobre nadie.

Los Toa Metru fueron victoriosos sobre Krahka al final, pero ella se escapó una vez más en la forma de una Anguila de Lava. Vakama tuvo la oportunidad de evitar su huida, pero optó por dejarla ir. Él sabía que ella sólo defendía su hogar, y que se apartó de la idea de su venganza. Los Toa Metru, por fin sellaron la fuga que bajaron a buscar, y regresaron a la superficie de la ciudad.

El Gran CataclismoEditar

Comic Coliseum

El Coliseo

En la gran torre del Coliseo, Turaga Dume estaba viendo un partido Matoran de Akilini cuando los Toa Metru entraron, todavía no reconocidos por el anciano. El evento deportivo se detuvo, y los Toa caminaron hacia la arena, mostrando los Grandes Discos Kanoka. Los Matoran aplaudieron, pero Dume se sorprendió cuando vio a Vakama, ahora un Toa. A pesar de que los Toa Metru mostraron a Dume los Grandes Discos, el jefe de Metru Nui, simplemente afirmó que un "Toa debe demostrar su valía con hechos, no con simples regalos...". furiosos, los Toa pasaron sus discos a Vakama, porque habían tenido una fe total que demostrarían a Dume que eran Toa. El Turaga les solicito entonces que cruzaran la arena, el suelo comenzó a cambiar peligrosamente. Los Toa Metru pronto se vieron luchando para poder cruzar, y allí cayeron derrotados, ya que sus Poderes Elementales estaban agotados y aún no sabían como utilizar sus poderes de máscara. Dume ordeno detener la arena.

Los abucheos de desprecio de los Matoran llegaron a los Toa, y Dume los llamó impostores, concluyendo que debian ser responsables de la desaparición de Toa Lhikan. Vakama vio a Nidhiki y Krekka que emergieron y estaban junto a Dume, y luego se dio cuenta de que el anciano había traicionado a su ciudad. El Turaga ordenó a los Vahki atrapar a los Toa, y el piso de la arena se transformó en un remolino que los empezó a absorber con fuerza. Onewa, Whenua y Nuju fueron arrastrados al centro, pero Vakama, Nokama y Matau lograron derribar una antigua estatua de Lhikan para obstruir el paso de los Vahki, y luego huyeron.

Comic Nokama Metru Under Influence of Staff of Loyalty

Nokama empujando a Vakama fuera de la torre

Los tres Toa Metru salieron del Coliseo y rápidamente entraron a un Tubo, con Nidhiki y Krekka tras de ellos. Los Toa Metru abandonaron el sistema de transporte en Ga-Metru, pero Bordakh estaban al corriente de su escape y los emboscaron en la parte superior de una torre de soporte de Tubos. Allí, un Bordakh controlo a Nokama con el poder de su Bastón de la Lealtad, y la convirtió en una herramienta de los Vahki. Ella empujó a Vakama fuera de la torre, y expresó su hostilidad a su compañero verde restante.

Vakama hubiera muerto con la caída, pero sus pensamientos activaron su herramienta Toa, y el Lanzador de Discos Kanoka, que tenía atado a su espalda. En ese momento, el lanzador se convirtió en un medio improvisado ​​de vuelo cómo un jetpack, y salvó la vida a Vakama. El lanzo un Kanoka a los Vahki que acechaban debajo, derribandolos.

Matau y Nokama luchaban en la torre y Nokama se cayo. Vakama la atrapó en el cielo de la ciudad, y el impacto la dejó en libertad de la influencia de los Vahki. Matau logró huir, y llevó a los otros Vahki a un tubo. Un escuadrón de Vorzakh violentamente ya había demolido una parte del sistema de transporte por delante, pero Matau escapó, mientras que sus perseguidores volaron por él tubo destruido. Los tres Toa entonces huyeron a Le-Metru.

Comic Toa Metru Escorted by Rorzakh

Un escuadrón de Rorzakh escoltando a los Toa Metru a su prisión

Vigilados por los Rorzakh, Onewa, Whenua y Nuju fueron escoltados fuera del Coliseo, a la Prisión de los Cazadores Oscuros Durante el viaje, los Toa planearon entre ellos huir en un momento determinado, pero ninguno se dio cuenta de que Whenua estaba bajo la influencia del Bastón de la Presencia de Rorzakh. Cuando estuvieron de acuerdo en su escape, a sabiendas de los Rorzakh. Los Toa escaparon rodeando varios sectores, pronto se encontraron dentro de la cárcel y se devolvieron para escapar cuando los Rorzakh les cerraron la puerta, estaban atrapados.

Comic Nuurakh

Nuurakh escondidos en la Aeronave

Matau, Vakama y Nokama llegaron al distrito de Le-Metru, y allí se colaron en una Aeronave de carga. Eran conscientes del hecho de que los Vahki patrullaban las calles, pero no las Aeronaves de la ciudad. En el interior del transporte, Vakama reveló que el Morbuzakh era de hecho sólo una distracción para algo mayor, y afirmó que Lhikan probablemente sospechaba, pero nunca tuvo la oportunidad de advertirles antes de ser capturado. Mientras en la profunda conversación, ninguno de los tres Toa noto a los Vahki Nuurakh presentes en la aeronave. A pesar de que fueron atacados por sorpresa, los Toa derrotaron a los Vahki. Fue entonces sin embargo, que Nidhiki y Krekka irrumpieron en la nave.

Pesee a que Vakama fue congelado y casi destruido, los Toa lograron derrotar a los Cazadores Oscuros, como Vakama fue capaz de teletransportar a Krekka lejos de la aeronave, y Nidhiki se vio obligado a retirarse. Vakama y Matau luego utilizaron sus poderes de vuelo para tomar a Nokama y salir de la Aeronave, que estaba en Ta-Metru en ese momento.

Comic Toa Lhikan Vision

Toa Lhikan hablando a Vakama en su visión

Una vez a salvo en tierra firme, Vakama recibió una terrible visión que representaba a sí mismo enfrentado a un ser gigantesco y retorcido. Con los otros Toa derrotados ante sus pies. El ser atrapo a Vakama con una Mano de Sombras y comenzó a asfixiarlo. De repente, fue liberado, y estaba en otro lugar, atrapado colgando de una gran red. El larguirucho cuadrúpedo, Nidhiki, apareció para hablar con él. Una vez más, Vakama cambio, y entonces él se encontró dentro de la Cámara de Nuhrii, donde Toa Lhikan libre le habló. Lhikan le aconsejó sobre los caminos que tenemos por delante, pero pronto dejó a Vakama dentro de una caverna húmeda. Dume ahora caminaba con él, y lo llevo a un lugar donde había una red titánica. Los compañeros Toa de Vakama salieron de las cuerdas y lo acusaron de traidor. Vakama derepente vio su propia imagen en una piedra como un espejo, pero la máscara se había retorcido en la de un monstruo.

Vakama despertó a instancias de Nokama, pero no reveló su visión. Poco después de ser agitado por la visión, los Toa Metru comenzaron a retumbar frente a un tumultuoso ruido. El Tahtorak emergió de la tierra, y exigió una respuesta a una pregunta sin especificar. Los Toa no pudieron responder la pregunta de la bestia, y no tuvieron más remedio que luchar contra el destructivo Rahi.

Comic Tahtorak

El Tahtorak

Los Toa lucharon valerosamente contra el Tahtorak, pero fueron vencidos rápidamente. Matau intentó llamar la atención del Rahi para que Vakama pudiera lanzarle un disco Kanoka. El Tahtorak destruyo una chimenea y la arrojó a Matau, pero el Toa Metru del Aire fácilmente voló fuera de la trayectoria del proyectil. Vakama disparó un disco, pero no afectó a la gran bestia. Vakama derepente tuvo una idea. El Tahtorak era un Rahi muy fuerte, y también de gran peso. Graves daños ya se habían hecho en el suelo debajo de el. Vakama tenía tres discos de debilitamiento, y se junto con Nokama y Matau y les dijo qué hacer. Los tres Toa luego arrojaron sus discos en la calle y esta se desplomó. El Tahtorak pronto cayo, ya que el terreno era demasiado débil para sostenerlo, cayendo muchos subsuelos hacia abajo.

Vakama, Matau y Nokama subieron a un Tubo a Ko-Metru. Nidhiki y Krekka, sin embargo, todavía estaban persiguiendo a los Toa fugitivos, Los Cazadores Oscuros obligaron a un encargado del Sistema de Tubos llamado Kongu, a invertir el flujo del sistema. Kongu lo hizo bajo amenaza de muerte, a pesar de que temía que el sistema colapsara. Dentro de los Tubos, los tres Toa se dieron cuenta de que estaban viajando hacia atrás. Nokama se agarro a un anillo de soporte de Tubo con sus Hydro Cuchillas y Vakama y Matau se agarraron a ella. Matau luego corto una forma de salir del transporte, donde quedaron colgando pesadamente.

Vakama pronto experimentó otra visión, en relación con la Estrella Espíritu de Lhikan. Rápidamente se despertó, y vio una torre de apoyo cercana, tuvo una idea. Pregunto a Nokama si podían llegar hasta allí, y Nokama comenzó a balancearse hacia atrás y hacia adelante. Ella soltó su agarre en el último impulso y los tres Toa, sin soltarla, volaron hacia la torre de soporte. Nokama se aferró a élla con sus cuchillas. Matau se soltó y utilizó sus Aero Cortadores para volar hacia abajo, y llegar al suelo a salvo.

LoMN Toa Metru Vakama With Great Disks

Vakama examinando los Grandes Discos

Allí, Vakama examinó los Grandes Discos, mientras que Nokama y Matau conversaban. Para su interés, descubrió que los discos podrían ser fusionados de forma manual. Él los fusionó a todos y fue testigo de creación del Disco del Tiempo. Entonces supo que estaba cerca de el secreto para crear la Máscara del Tiempo. Nokama y Matau fueron donde él, y Vakama les habló de la visión con respecto a la Estrella Espíritu de Lhikan. Ellos vieron la estrella de Lhikan en el cielo por encima de ellos, ir hacia Po-Metru. Los tres Toa entonces subieron a bordo de un Transporte Vahki, con destino a Po-Metru.

Onewa, Whenua y Nuju todavía estaban tratando de escapar de su prisión. Como sus esfuerzos fallaban, un Turaga emergió de las sombras. Él simplemente les dijo que podrían escapar con facilidad, pero que necesitaban activar sus Kanohi. Siguiendo las instrucciones de la extraña figura, los tres Toa comenzaron un viaje de auto-descubrimiento.

LoMN Krekka vs. Nokama Metru

Los Toa Metru peleando contra los Cazadores Oscuros en Po-Metru

En el Transporte Vahki, Vakama, Nokama y Matau descubrieron una gran cantidad de contenedores misteriosos, esféricos. Vakama inspeccionó uno, pero fue cegado por la visión de una Ga-Matoran atrapada dentro de un contenedor, con los ojos brillando un tono carmesí. Vakama despertó de su ensoñación muy asustado, y abrió uno de los contenedores frenéticamente, revelando que estaba vacío. Cuando el transporte Vahki llego a una Villa de Ensamblaje en Po-Metru, los tres Toa saltaron y comenzaron a buscar pistas sobre la ubicación de Lhikan. La Villa, sin embargo, estaba desierta.

De repente, Krekka apareció y atacó a los Toa. Nokama uso sus Hydro Cuchillas para proteger a los Toa, hasta que encontraron cobertura. Matau, sin embargo, ataco a la figura descomunal de Krekka, pero en ese momento Nidhiki aparecio de repente y atrapo al Toa Metru del Aire en una red de energía. Vakama y Nokama fueron a la ayuda de su hermano, cuando de repente la tierra empezó a temblar. Un gran rebaño de Kikanalo llego como estampida a la villa, y ahuyento a los Cazadores Oscuros.

LoMN Kikanalo

Los Kikanalo

Los Toa se vieron entonces en una situación desesperada a continuación, porque los Kikanalo creían que eran enemigos. Corrieron sin un camino claro, hasta que de repente la máscara de Nokama, la Gran Rau, comenzó a brillar. Para la consternación de sus hermanos, la Toa del Agua se detuvo y se volvió hacia las bestias descontroladas. Los Kikanalo derepente se detuvieron y quedaron en silencio. Nokama había descubierto el poder de su máscara, y le permitió conversar con los Rahi. Vakama y Matau se acercaron a Nokama y ella les dijo que Lhikan se encuentra encerrado en un cañón cercano. Con el consentimiento de los Kikanalo, los Toa cruzaron las llanuras de Po-Metru sobre las espaldas de sus nuevos socios, y llegaron al lugar donde tienen encerrado a Lhikan.

LoMN Prison of the Dark Hunters Escape

Onewa y Nuju descubren sus poderes de Máscara

En la Prisión de los Cazadores Oscuros, Whenua y Onewa dejaron su entrenamiento y comenzaron a discutir, ya que se sentían frustrados con las tareas triviales que les dio el Turaga. Fue entonces cuando la máscara de Onewa se activo, y ordenó que se sentara Whenua, lo que el Toa hizo sin poder evitarlo. Onewa había descubierto el poder de control mental de su Kanohi Komau, mientras que a Nuju también súbitamente se le ilumino su máscara Matatu. Con su poder de Telekinesis, Nuju derribo un muro de la prisión y creo un muro entre sus amigos que discutían. Tras su revelación, los tres Toa se reagruparon y se escaparon a través del nuevo agujero con el anciano misterioso.

LoMN Canyon of Unending Whispers

El Cañón de los Susurros Eternos

Vakama, Matau, y Nokama llegaron al Cañón de los Susurros Eternos donde sospechaban que Lhikan estaba, a pesar de que un ejército de Zadakh estaba vigilando. Los Toa y los Kikanalo se enfrentaron a ellos, mientras que Matau, con su Kikanalo, se separó para hacer frente a los dos Cazadores Oscuros. Matau descubrió entonces el poder de la Ilusión de su Máscara Mahiki, y, para su propia diversión, utilizó su poder para confundir a los Cazadores Oscuros. Los dos Cazadores desconcertados vieron a Matau alejarse en el Kikanalo. Con los Zadakh derrotados, los Toa Metru caminaron hacia la caverna, y luego de despedirse, de los Kikanalo estos bloquearon su salida. Sin embargo, Nivawk, el Rahi de Dume y sus ojos a lo largo de Metru Nui, vio todo lo que había ocurrido y voló hacia el sur con el Turaga. Dume entonces convocó a todos los Matoran de Metru Nui al Coliseo.

Whenua, Nuju, Onewa, y el Turaga tomaron un atajo a través de los túneles, montados sobre la boca de un Troller, una bestia que Onewa mandó con su Kanohi Komau. Durante su viaje, Whenua descubrió el poder de su máscara Ruru: la Máscara de la Visión Nocturna. y guío al grupo a través de los oscuros túneles, hasta que un Vahki de repente lo asalto.

El Vahki, sin embargo, regresó rápidamente riendo en forma de Matau. Después de que el Toa Metru del Aire se revelara, Vakama y Nokama aparecieron, y los Toa Metru estaban reunidos de nuevo. Intercambiaron sus cuentos e información, a continuación, el anciano ya en silencio se revelo como Turaga Lhikan. Frente la aparente alegría de Vakama por su rescate, Lhikan expresó su decepción cuando el Toa Metru del Fuego relaciono a Lhikan como el corazón de Metru Nui, el corazón del que él mismo había hablado. Lhikan explicó entonces que los Matoran eran el corazón de Metru Nui, y muy consternado Vakama se alejo de los demás, dudando profundamente de si mismo. Nokama trató de levantarle el ánimo, pero Lhikan la retuvo, porque Vakama tenía que descubrir por sí mismo su destino.

LoMN Turaga Dume In Matoran Pod

Turaga Dume dentro de una Esfera Matoran

Vakama vio varias esferas, como las mismas que él había visto antes en el Transporte Vahki. tocó una de las esferas y la abrió, y para su sorpresa, en ella se encontraba Turaga Dume en estado de coma. Vakama se dio cuenta de que la teoría de Lhikan de un falso Dume era cierto, y que alguien más estaba al mando de la ciudad. Un grupo de Vahki luego vino desde el fondo del túnel hacia los Toa. En su situación actual, los Toa no podían salvar a Dume, pero prometieron regresar.

Los siete escaparon de los Vahki y entraron en una cámara. Whenua cerró la puerta, pero no podría detener a los Vahki por mucho tiempo. Vakama vio un Transporte Vahki que podrían utilizar para escapar, pero una gran cantidad de Lohrak los atacó antes de que pudieran subir. Vakama se dio cuenta de que sus Poderes Elementales habían regresado luego de su ultima batalla, y el Toa los utilizo para derrotar a los Lohrak. Ellos rápidamente abordaron el transporte, y lo pusieron en marcha justo antes de que los Vahki irrumpieran en la cámara, Los Toa Metru escaparon por un túnel subterráneo creado con la ayuda de las herramientas Toa de Whenua y se dirigieron al Coliseo sin demora, preparándose para el enfrentamiento con el falso Turaga Dume. Observaron con temor al llegar, ya que la ciudad estaba vacía, y una Gran Sombra se acercaba.

LoMN Matoran entering Coliseum

Rorzakh supervisando la entrada de los Matoran al Coliseo

En el Coliseo, el falso Dume habló a los Matoran, y les ordenó entrar en las Esferas Matoran. Bajo la supervisión de los Vahki, los Matoran desconcertados hicieron lo indicado, después de lo cual los encargados movieron las esferas y las pusieron bajo el gran edificio. Los Toa Metru llegaron sólo después de que las ordenes de Dume se cumplieran. Se enfrentaron al falso Dume, pero este se quito la Kiril, Para su sorpresa y consternación de Lhikan, se reveló a sí mismo como Makuta Teridax. Luego se sumergió en la Gran Sombra, lo que llevó a Metru Nui a la oscuridad y dio inicio al Gran Cataclismo.

Un terremoto sacudió el Universo Matoran como el Gran Espíritu Mata Nui cayó en un profundo sueño y se estrelló sobre la superficie de Aqua Magna y los Soles Gemelos de Metru Nui se extinguieron. Voya Nui se separo del Continente Sur, y se poso en la superficie del océano infinito. En el cuerpo perforado del Gran Espíritu, el agua de mar comenzó a entrar, y comenzó a inundar Karda Nui, donde las furiosas tormentas cesaron. A lo lejos, dentro de la oscuridad de La Gruta, las paredes se rompieron, y los prisioneros quedaron libres estos vagaron por el mar. El antiguo carcelero de La Gruta, Hydraxon, pereció a manos de un ex señor de la guerra llamada Takadox.

LoMN Teridax Removing Dume's Mask

Makuta Teridax quitándose la Kanohi Kiril

Lo más grave de todo, fueron los temblores en Metru Nui. Los Archivos fueron destruidos y se escaparon los Rahi en su interior. El gran centro de Le-Metru, sus cables y Tubos, cayeron ante las fuerzas destructivas, y se convirtió en una selva mecánica del caos. Las escuelas de Ga-Metru fueron devastadas por el terremoto, así, como los experimentos de laboratorio fueron liberados para vagar en la noche. El Templo del Gran Espíritu, la estructura más sagrada de Metru Nui, resultó dañada. Gran parte de Ta-Metru fue hundida en Protodermis fundido y las Torres del Conocimiento de Ko-Metru cayeron en ruinas.

Mientras Makuta Teridax consumía la energía de la ciudad, Whenua utilizó su Kanohi Ruru para descubrir las Esferas Matoran bajo el piso del Coliseo. Los Toa Metru utilizaron directamente, el Transporte Vahki para llegar allí, y subieron seis de las esferas al transporte y comenzaron su escape para encontrar un refugio seguro para los Matoran, los Vahki que quedaban y los Cazadores Oscuros los siguieron.

Nidhiki and Krekka Absorbed

Nidhiki y Krekka siendo absorbidos por Makuta

Fuera del Coliseo, Nidhiki y Krekka asaltaron el transporte. Krekka ataco al conductor, Matau, mientras que Nidhiki amenazo a Lhikan. Nuju se interpuso entre ellos, sin embargo, Onewa utilizó su máscara del control mental para hacer saltar a Krekka sobre Nidhiki, de modo que los dos cayeron del transporte y se quedaron atrás. Los Cazadores Oscuros, junto con Nivawk fueron entonces absorbidos por Makuta.

Los Toa viajaron a toda velocidad por Ga-Metru hacia el Gran Templo, con el fin de encontrar protección para los Matoran. Un pequeño ejército de Vahki Bordakh lo custodiaban, sin embargo, cuando vieron a los Toa acercarse rápidamente, comenzaron a atacarlos con sus Bastones. Sin otra opción más, los Toa tiraron el transporte fuera del puente del Templo y cayeron a el mar. Los Toa casi pagaron un precio terrible por su maniobra desesperada, pero el transporte emergió de las aguas, y las Esferas Matoran lo mantuvieron a flote. Los Toa comenzaron a navegar hacia la Gran Barrera que veían a lo lejos en la distancia. Durante el viaje, Vakama finalizo a mano la Kanohi Vahi con el Disco del Tiempo, creado tras juntar los seis Grandes Discos. Al finalizarla tuvo otra visión, relacionada con una salida, pasando a través de una grieta en la Gran Barrera.

En su camino hacia el lugar previsto, los Toa Metru se encontraron con Makuta en la cima de uno de los acantilados negros. Makuta trató de detener su avance, creando pilares solidos de Protodermis del Mar Plateado. El Transporte Vahki evadió los pilares con la ayuda de Matau y Nokama. Nuju utilizó su máscara Matatu para levitar a Vakama hacia Makuta, mientras que los otros llevaban a los Matoran a un lugar seguro. Makuta, sin embargo, hizo que uno de los pilares se contrajera y golpeara el transporte, Nuju perdió el control del cuerpo de Vakama y Las Esferas Matoran cayeron del transporte.

LoMN Toa Metru Vakama Versus Winged Teridax

Vakama enfrentándose a Makuta usando la Vahi

Vakama ya había alcanzado el acantilado donde estaba Makuta y lo confrontó utilizando la Kanohi Vahi. Makuta intento tentarlo para unirse a él y sus hermanos, pero Vakama se negó y se coloco la Vahi. Él utilizando los Poderes del Tiempo ataco a Makuta, quién trató de tomarla de Vakama con su mano de sombras. Sin embargo, el Toa Metru del Fuego perdió el control de la máscara en ese momento y él también quedó atrapado en un estado más lento.

Lhikan apareció en ese momento, y bloqueo la Mano de Sombras de Makuta con su escudo, sacrificándose por Vakama. La explosión resultante fue fatal para el Turaga, y la Vahi cayó de la cara de Vakama. Makuta, libre del poder de la máscara, se lanzó tras élla. Lhikan luego habló con Vakama, tras lo cual le dio su Noble Hau. Con su último aliento, Lhikan pronunció sus últimas palabras: "Estoy orgulloso de haberte llamado hermano, Toa Vakama". En su dolor, Vakama descubrió el poder de su máscara Huna, el poder de la invisibilidad, y fue una vez más para hacer frente a Makuta Teridax.

LoMN Toa Metru Vakama With Dying Turaga Lhikan

La muerte de Turaga Lhikan

Makuta estaba a punto de ponerse la Vahi cuando Vakama llegó para enfrentarlo. El Toa rápidamente disparo un Disco Kanoka y quito la Vahi de las manos de Makuta, después de lo cual esta cayó al mar. Enfurecido, Makuta comenzó ataco a Vakama con la Mano de Sombras. En la batalla, La Kanohi de Vakama causo problemas a Makuta, siendo que no podía verlo y no podía seguir sus movimientos. Vakama engaño varias veces a Teridax antes de desactivar la máscara. Se puso de pie desafiante frente a la cara pura y oscura de la Gran Barrera. Teridax desató su Mano de Sombras de nuevo contra el Toa, pero Vakama salto a tiempo lejos de la pared. Makuta no pudo redirigir la Mano de Sombras y esta aplasto a Makuta contra la pared. Él Maestro de las Sombras impacto violentamente con la cara en la pared de piedra, y débilmente, pregunto a Vakama que como el pudo derrotarlo solo, ya que incluso Toa Lhikan no pudo.

LoMN Toa Metru Forming Toa Seal

Los Toa Metru encerrando a Makuta en un Sello Toa

Pero en ese momento, los demás Toa Metru aparecieron y le dijeron que Vakama no estaba solo. Allí, los seis Toa Metru combinaron sus poderes elementales y atraparon a Makuta en un Sello Toa. Los Toa respiraron con alivio y tristeza al mirar hacia arriba para ver la brecha de la Estrella Espíritu de Lhikan convertirse en seis nuevas estrellas. Los Toa Metru eran realmente Toa. Volvieron al transporte Vahki, para llevar las Esferas Matoran. Los Toa Metru navegaron a través de la grieta en la Gran Barrera, con la fe de encontrar un nuevo refugio para los Matoran. Vakama nombró su transporte ese día "El Lhikan", en honor al difunto protector de Metru Nui.

Viaje de Metru NuiEditar

Después de derrotar a Makuta en la Gran Barrera, los Toa Metru decidieron que tenían encontrar una nueva tierra habitable para los Matoran, a la luz de los daños que Metru Nui sufrió por el terremoto.

Lhikan 1 a flote .

El Lhikan navegando en el Mar Plateado

Viajando a bordo de su barco, El Lhikan, se encontraron con una bifurcación en la ruta marítima a través de la Gran Barrera. Escapando de un peligroso Rahi en el camino de la izquierda, cuyo camino tomaron por el amor de Matau por la variedad, los Toa se dirigieron por el camino derecho. Después de derrotar a un grupo de Vahki que estaban buscandolos, Nokama subrepticiamente nadó más adelante en el túnel, explorando en busca de problemas.

El Lhikan quedo atrapado en un enredo de lo que parecían ser algas marinas. Nuju trató de cortarlas, pero se encontró que en realidad era una criatura viva que cuando la golpeó le quitó la máscara. Una poderosa corriente lo separó del resto y empezó a tirar de El Lhikan con los otros Toa. Nokama, que se había anclado a la pared de la cueva, vio como el Lhikan se quedo ligeramente atrás. Al ver a Nuju flotando, sin máscara, ella extendió su mano y lo rescató.

El vehículo de los Toa Metru fue casi destruido por el súbito vórtice creado por la corriente. Sin embargo, gracias a Onewa y Whenua, usando sus Poderes Elementales, lograron librarse de la corriente. Nuju y Nokama no tardaron en llegar de vuelta a la nave como el vórtice desapareció. Sospechando de los hechos, Nokama informó de una trampa que había encontrado más adelante, el grupo siguió avanzando con cautela.

Como el viaje continuaba, los Toa se encontraron dentro de una enorme caverna, parcialmente llena de un gran lago, junto con muchos Rahi peligrosos. Mientras que poco a poco se escaparon de una batalla con las criaturas, defendiendo la nave todo el tiempo, los Toa fueron capturados por un grupo de Kralhi. Un ermitaño Matoran llamado Mavrah habló con los Toa Metru en la caverna, después de llamar a un Rahi que detectaba el poder de las Kanohi para asegurarse de que los Toa no atacaran.

Kralhi

Un Kralhi

Durante su cautiverio, Whenua reveló que se trataba de los Rahi que habían desaparecido misteriosamente de Metru Nui años antes, junto con el Onu-Matoran Mavrah. Los Kralhi eran los prototipos de los Vahki, que hacía tiempo que se habían perdido ahora trabajaban para un único Onu-Matoran. Explicar la situación al Matoran fue inútil, ya que se negó a creer que Metru Nui había caído, por lo que Vakama, mientras que Whenua y Mavrah hablaban, decidió activar su máscara y se escapar. Antes de marcharse, Mavrah ordenó a los Kralhi buscarlo. Siendo observado por los Kralhi, Toa Whenua hablo sobre el proyecto secreto marítimo de los Archivos y cómo Mavrah se había asumido como muerto cuando los Rahi desaparecieron una noche. Vakama fue capaz de encontrar el transporte y confirmó que una de las Esferas Matoran había desaparecido. Mientras viajaba de vuelta, los capturados Toa Metru se vieron forzados a pelear con los Rahi de Mavrah, junto con los Kralhi. Whenua y Onewa hablaron con Mavrah, y lo convencieron para detener la batalla, ya que no era necesaria. Mavrah, al ver que las criaturas habían empezado a luchar entre sí, estuvo de acuerdo y trató de detenerlas. Sin embargo, los Rahi ya estaban fuera de control, y Mavrah fue asesinado después de ser arrastrado por el violento mar. Los Toa Metru escaparon del tumulto de la caverna con cinco Matoran, como la esfera que contenía al Po-Matoran Ahkmou se perdió bajo la marea.

Casi al final de su viaje, el túnel de paso comenzó a llenarse de agua, y los Toa, perseguidos por más Vahki, no tuvieron más remedio que cerrar el camino detrás de ellos. Toa Matau que había volado por delante del transporte contempló por primera vez la nueva tierra en la superficie. Nokama tallo pequeñas imágenes de los Toa Metru en piedra, mientras finalmente abandonaban los oscuros túneles, y navegaban a un mar brillante deslumbrando con una isla que seria conocida como Mata Nui.

En la nueva isla de Mata Nui, las cinco Esferas Matoran quedaron a salvo en la playa de arena blanca cerca de lo que un día sería Ga-Koro. Ante la insistencia de Vakama, los Toa Metru dejaron una porción de su poder dentro de seis nuevas Piedras Toa. Onewa tenía poca fe en la visión de Vakama del proceso, pero finalmente dio su consentimiento. Las Piedras Toa fueron escondidas por toda la isla durante la exploración de los Toa, y cada uno de ellos pronto encontró lugares adecuados para los pueblos que se construirían en la isla.

Saga Guías e Historias en Línea
Historia de Spherus Magna Historia de Spherus Magna | Decadencia
Historia del Universo Matoran Historia del Universo Matoran | Nadie se Quede Atrás | Las Muchas Muertes de Toa Tuyet | Nacimiento de un Cazador Oscuro
Leyendas de Metru Nui Leyendas de Metru Nui | El Gran Rescate | Protección
Isla de Mata Nui El Tiempo Oscuro | El Informe del Habitante | Tentáculos | Esperanza | Llegada de los Toa |
El Enjambre Bohrok | El Ataque de los Bohrok-Kal | La Máscara de la Luz
Búsqueda de la Máscara de la Vida Voya Nui | Mahri Nui | Sueños de Destrucción | Hacia la Oscuridad | Hermanos en Armas | El Blog de los Toa Nuva | Las Crónicas de Mutran | El Reino | Espejo Oscuro | Federación del Miedo | Guerra del Destino | Habitantes de la Oscuridad | Karda Nui | Bitácora de Takanuva
Reino de Sombras Reino de Teridax | Reino de Sombras
Bara Magna Historia de Bara Magna | Bara Magna | Imperio de los Skrall | Acertijo de los Grandes Seres | El Cruce | Fin del Viaje | Mata Nui Saga | La Historia de Sahmad
Spherus Magna Spherus Magna | La Búsqueda del Ayer | Los Poderes Que Son
Okoto Okoto | ¡Descubre el Poder de las Máscaras Doradas! | ¡Acaba con el Señor de las Arañas Calavera! | Código Club: Umarak
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.