FANDOM


MNOG Capítulo 9

Viaje al Kini-Nui Editar

Nuestro grupo de inadaptados esta completado. Caminamos a la playa y nos dirigimos hacia la cascada. La he visto antes, pero otros de mi Compañía no.

"Esta tierra es un lugar de belleza, y también de tristeza. ¡No hay mayor artesano que Mata Nui!", dice Hafu.

"¡La catarata es tan hermosa! ¡Como lanzar un millón de Piedras de Luz al aire!", añade Taipu.

"Vakama dice que el camino hacia el Kini-Nui se encuentra al otro lado de esas cataratas", dice Kapura.

"Puedo nadar, si tenemos que cruzar las cataratas", dice Tamaru. "Pero no estoy seguro acerca de los otros."

"¡Por Pohatu!", exclama Hafu. "Cosa horrible, el agua. ¡Yo no nadaría en ella si el Makuta mismo estuviera detrás de mi, y no sé cómo, además!"

Dentro de las Cataratas Naho

El túnel detrás de las Cataratas Naho

"¡Puedo ayudarlos a cruzar!", dice Maku. "Solía ​​ir en bote aquí, en tiempos más seguros. Si ha resistido las tormentas, mi canoa está todavía escondida en los arbustos a lo largo de la orilla".

Maku encuentra su barco entre los arbustos y nos pide ayuda a nosotros para ayudar a ponerlo en el agua. Todos entramos a bordo, y Maku, nos lleva hacia la cascada. Detrás de ella esta una corriente subterránea.

Viajamos hacia el interior del canal subterráneo hasta que salimos del túnel y llegamos a verdes, colinas boscosas. Se trata claramente de un antiguo camino. Nos encontramos con un puente que parece haberse roto. No sé cómo podremos continuar.

"Eso es raro", dice Maku. "¿Solía ​​haber un puente aquí... que le puede haber ocurrido a él?"

"Ya sea por la tormenta o alguna fuerza oscura, el puente que estuvo aquí se ha ido para siempre.¡Ni siquiera yo puedo elaborar una nuevo!", proclama Hafu.

"Cuando estoy en el borde y miro hacia abajo, me mareo", añade Taipu inútilmente.

"Tal vez un Le-Koronan volador puede calcular un camino", insinúa Maku.

Tamaru piensa rápidamente. En muy poco tiempo, ha formado una cuerda de la vid y la ató a un árbol cercano. A continuación, se lanza a lo largo de la grieta y se eleva para el otro lado. Aterriza en un arbusto, pero señala que él está bien. Asegura la cuerda, y uno a uno trabajamos nuestro camino hacia el otro lado. Cuando todos lo atravesamos de forma segura, seguimos por el camino a través del bosque denso.

La charla entre nuestra Compañía es alegre y optimista.

"¡Con tal Compañía, las bestias-Makuta tienen mucho que temer!", dice Tamaru.

"¡Es bueno estar en una aventura contigo otra vez!", dice Maku. "Pensé que Nokama me mantendría encerrada en el pueblo para siempre."

"¿Ya llegamos?", se pregunta Taipu.

"Si practicas, puedes moverte rápidamente", responde Kapura.

A medida que los árboles comienzan a desaparecer, se hace evidente que otro obstáculo se ha sembrado en nuestro camino. Donde había una vez un pasaje a través de estas colinas rocosas, ahora hay una pared de rocas caídas y piedra.

"Vine por este lugar una vez," dice Maku, "y este desprendimiento de rocas no estaba aquí. ¡Algo llama a que la misma tierra bloquee nuestro camino! Esta es una señal de golpe ".

"¡Mi esculpido de piedras es grande en verdad, Cronista! Puedo cortar a través de estas piedras", dice Hafu. "Pero también necesito una gran habilidad en la excavación, como la que posee Taipu."

1Carver

La creación de Hafu

"La excavación en roca es lo que los Onu-Koronans hacen mejor", dice con orgullo Taipu. "Voy a despejar una ruta con tu ayuda."

Taipu rápidamente comienza la limpieza de las rocas mientras Hafu se pone a cortar la piedra. Trabajan de forma rápida y una gran nube de polvo los rodea a medida que lo hacen.

"Otra original de Hafu", proclama Hafu mientras el polvo se asiente. Estamos sorprendidos de ver una enorme estatua de Hafu de pie al lado del pase de reciente apertura. La admiramos por sólo un momento, y estamos una vez más en nuestro camino.

Nuestro viaje nos lleva más arriba en las montañas nevadas. Nos encontramos con una gran cara de piedra tallada.

"Este es el portal al Kini-Nui", dice Maku. "¡En el otro lado se encuentra nuestro destino! Pero temo que nuestro largo viaje fue en vano, porque nuestra astróloga ha hablado de estas puertas."

Puerta de Hielo

La Puerta de Hielo

"Estas puertas son antiguas, y formadas por una mano cuya habilidad rivaliza incluso a la mía. No tengo mucha esperanza para cualquiera que intente pasarla sin la llave. ¿Tal vez Kopeke nos pueda dar un poco de hielo-conocimiento para llevarnos más allá de este lugar?"

Kopeke, que ha tenido poco que decir en nuestro viaje, no habla ahora tampoco, pero en su lugar se pone a trabajar. Examina cuidadosamente la cerradura en la boca de la cara. Él viaja por un corto camino a una deriva de hielo. El sol ha derretido grandes carámbanos sobre su labio. Rompe uno empieza la elaboración de una llave.

La llave encaja perfectamente en la cerradura y la puerta se abre rápidamente. Somos libres para pasar a través del portal. En el otro lado, en el fondo de un valle verde protegido, esta el Kini-Nui. Subimos hacia el valle y cruzamos el bosque para ir al templo.

La Reunión de los Toa Editar

Aquí se ensamblan los seis Toa. Es profunda la discusión entre ellos. "Aquí es donde comenzaremos nuestra tarea final", dice Tahu. "¡Si alguno de ustedes duda de nuestra elección, o dudan de nuestras posibilidades si trabajamos juntos, hablen ahora!"

"He dudado de tíen el pasado, Tahu", responde Kopaka, "pero no más. Creo que hablo por todos cuando digo que nuestra única esperanza es trabajar juntos. Así que uno mi espada con la tuya, si la deseas."

"La tendría con mucho gusto, Kopaka", afirma Tahu. "¿Todos ustedes están en el asentimiento?"

Todos los Toa asienten con sus cabezas en el acuerdo.

"¡Entonces esta decidido!", Proclama Tahu. "¡Juntos, el Makuta no nos puede resistir!"

"¡Espera, Tahu!" Lewa interviene. "¿No has pensado en nuestro regreso? Si los Rahi atacan el templo, mientras estamos abajo, ¿cómo podremos escapar?"

"No sé la respuesta a esa pregunta, Lewa", responde Tahu, y él baja la cabeza. "Así de sombría es esta tarea, no he pensado mucho el uso de tener en cuenta nada más allá de nuestra reunión con el Makuta."

"¡Esperen!", grita Onua. "¡Hay un intruso entre nosotros!" Onua se da vuelta y nos mira. "¿Pero... qué es esto?"

"¡Guarda tus garras, Onua!" Gali lo insta. "¡Es el Cronista, y su compañía!"

Kini-Nui

Kini-Nui

"Pequeño, eres muy valiente, para haber llegado hasta aquí", dice Gali, mientras seda vuelta hacia nosotros. "¡Y veo que has reunido la ayuda de todos los pueblos de nuestro alrededor!"

"Tahu, es como esperaba," continúa Gali. "Estos Matoran puede resguardar el Kini-Nui, mientras se desciende, y ver que ningún Rahi nos ataque por la espalda."

"Los Rahi son temibles," dice Lewa. "¡Que sus corazones demuestren ser mayores que lo que sus tamaños sugerirían!"

"En verdad, se dice que un gran poder se encuentra en pequeños paquetes..." dice Pohatu "y que la ayuda puede venir de los lugares menos esperados. Y, además, tenemos pocas opciones."

"Que así sea", dice Tahu. "Cronista, es tu condena el permanecer aquí, y custodiar el Kini-Nui a toda costa. ¡Este hecho será recordado siempre que quede alguien para cantarlo!"

"Amigos", Tahu dice a los otros Toa, "tenemos mucho que hacer y poco tiempo. ¡Vamonos!"

Tahu y los otros Toa se alejan hacia el templo. Gali se queda atrás por un momento para dirigirse a mí.

"Antes de irme, Cronista," dice Gali, "sabes que existe un vínculo entre nosotros. Tus luchas y las de tus amigos serán difíciles de soportar. Yo estaré con ustedes en corazón."

"Búscame en tus sueños. Vendré a ustedes, y les hablare de las cosas que vemos bajo tierra. Recuerdalos."

MNOLG Toa Mata en el Suva Kaita

Los Toa reunidos

"¡Adiós! ¡Y no dejen caer el templo!"

Con eso, Gali y los otros Toa ascienden los escalones del templo. Se reúnen en un círculo en la parte superior. Sus máscaras cambian de color a doradas. Cada uno de ellos tienen un fragmento de piedra.

Las piezas de piedra levitan por encima del centro del templo y luego se unen entre sí para formar una bola. Al hacerlo, el templo se abre y los Toa descienden en su entrada abierta.

Batalla del Kini-Nui Editar

Mientras esperamos, hacemos un balance de las fortalezas y debilidades de nuestra Compañía.

"Los Fuego-Matoran siempre les fue bien contra los Muaka y Rahi de Hielo", dice Kapura. "Son los Rahi-Agua, Tarakava y Nui-Rama, a los que les tenemos miedo."

"A Onu-Koro siempre le va bien contra los Rahi de Agua, como los Nui-Rama y los Tarakava de Agua", dice Taipu. "¡Pero les tenemos miedo a los rápidos Nui-Kopen de Aire!"

"¡Los Nui-Kopen son bestias de Aire y no pueden resistirse a mi poderosa fuerza!" Se jacta Hafu. "Los Muaka y otros Rahi de Hielo son a veces un desafío."

"¡Todos Jagas temidos por Le-Koro!", dice Tamaru. "Envíame en sus lugar contra las Bestias-Tierra Kuma-Nui, y la victoria traeré!"

"Al igual que los Le-Koronans, nosotros de Hielo tememos al fuego de los Kofo-Jaga", dice Kopeke. "¡Pero nosotros fácilmente romperemos a los duros Nui-Jaga y a los Tarakava de Arena, bestias de piedra!"

"Mi pueblo siempre ha luchado mejor contra los Rahi de Fuego, como los Kofo-Jaga", dice Maku. "Pero los Rahi-Tierra como los Kuma-Nui son difíciles para nosotros en la batalla."

No tenemos tiempo para considerar el destino de los Toa, porque hay un grito de "¡Aquí vienen los Rahi!" Y somos emboscados por un Nui-Rama. Toda nuestra valiente Compañía se ensambla para proteger el templo. Cada Matoran deja volar un disco tras otro disco hasta que los Rahi son derrotados.

Akamai

Akamai

Entonces todo se oscurece. Tal vez los Rahi han dado un golpe contra mí. Pero no, esto es una visión de lo que ocurre abajo. Veo a los Toa, sólo yo no los veo en una sola pieza. En cambio, es como si hubieran sido desmontados. Sus partes se están mezclando y combinando juntas.

"Es aquí donde nos unimos. ¡Espíritu del Valor, escúchame!"

Tahu, Pohatu y Onua se han unido para convertirse en uno. "¡Yo - soy - Akamai!", dice.

Gali, Lewa, y Kopaka también se han unido juntos. "Espíritu de la Sabiduría, respóndeme!", Dice. "¡Yo - soy -Wairuha!"

"Así que, Wairuha, te has unido", dice Akamai. "Ahora vamos a elegir un camino y entraremos en la oscuridad para hacer frente a nuestro destino,... ya sea bueno o malo."

Wairuha

Wairuha

"Nuestro camino no radica unido, Akamai", responde Wairuha. "Tenemos que enfrentar a los males que estan frente a nosotros solos. Elijo este camino. Toma el otro. ¡Con suerte vamos a volver a juntarnos, a las puertas del Mangaia! "

Con eso, los dos Toa Kaita parten caminos. No estoy seguro, pero me parece ver dos ojos despertar en la oscuridad y seguir a uno de ellos.

Otra feroz batalla con los Rahi sobreviene. Hay más de ellos esta vez, pero luchamos duro y mantenemos nuestra posición.

"¡Quédense aquí!" Kapura aconseja. "Podemos caer, pero no muy lejos. Si nos empujan hacia atrás sobre el Kini-Nui, todo estará perdido. ¡Debemos ganarle a los Rahi! "

"Detenerlos aquí" Kopeke está de acuerdo. "Es aquí donde los Toa van a regresar a pesar de que puedan ser días. No podemos caer aquí, a cualquier precio."

La batalla comienza de nuevo. Los discos están volando furiosamente. La batalla Rahi largo y duro, pero al final somos victoriosos.

MNOLG Manas

Los Manas

Entonces, soy golpeado con otra visión. Akamai ha tropezado con un nido de criaturas parecidas a cangrejos. Estos deben ser los terribles Manas de los que he oído de antes.

Otro grito resuena. Aún más Rahi descienden sobre nosotros. No sé cuánto tiempo más podremos resistir. La Compañía parlotea entre sí, tratando de mantener el ánimo.

"¡Esculpir Piedra requiere de gran destreza!", dice Hafu, más a los Rahi que a nosotros. "¡Cuando tomo un objetivo, lo golpeo! ¡Y mi fuerza, también, se debe tener en cuenta!"

Whenua dice que soy el más fuerte en todo Onu-Koro", añade Taipu. "¡Sólo deseo que los Rahi se detuvieran!"

"En la batalla soy rápido, Cronista, y muchas veces puedo atacar Ya-Esquiva Rahi", dice Tamaru. "¡Alto-Salto y Pata-Abajo yo hago también! ¡Golpear suavemente pero a menudo!"

MNOLG Battle for Kini-Nui Combat-1-

La Batalla

"En Ga-Koro entrenamos en las acrobacias" dice Maku. "¡Soy lo suficientemente rápida para enviarse contra los más rápidos Rahi! En la batalla es la habilidad Confío en que, en lugar de la fuerza ".

"Lento soy yo, y rápido", dice Kapura. "Comprometido, es difícil evitar los golpes de los Rahi, o atacar a las máscaras de los rápidos. Pero viajo al instante. Puedo ir muy lejos sin cansarme, si es tu voluntad, Cronista."

"Nosotros, los de Ko-Koro estamos equilibrados en fuerza y ​​agilidad", dice Kopeke. "Sólo los Matoran duros pueden soportar el viento y el hielo de Ko-Koro. Estos Rahi me encontrará difícil de superar."

"¡Algunos de estos Rahi son muy grandes!", señala Maku. "Si logran golpearme puede que no lo soporte. ¡Pero encontraran difícil el hacerlo! "

"Rahi son fuertes, Dura-Suerte tengo menos Ya-Esquiva sálvame", dice Tamaru.

"¡Al igual que las estatuas de Po-Koro me quedo en pie! ¡No soy tan fuerte como Taipu, tal vez, pero soy mucho más inteligente!"

"Hace mucho tiempo, muchas rocas cayeron sobre mi cabeza", dice Taipu. "No me dolieron mucho. Tampoco estos Rahi."

En gran medida maltratados y cerca del agotamiento, nuestra Compañía repele este último asalto de los Rahi. No tengo tiempo para descansar antes de que me invada la oscuridad otra vez más.

Wairuha también se ve acosado por los terrible Manas. Se mantiene a raya a un asalto frontal, pero él es tomado por sorpresa por un ataque desde atrás. Un Mana lo golpea con un poderoso golpe, y Wairuha cae al suelo.

Una vez más los Rahi vienen. No tenemos más energía para hablar. Los discos están volando una vez más. Luchamos duro, pero no nos va bien. Varios de nuestra Compañía han perdido sus máscaras y tuvieron que retirarse. Por último, los Rahi han tenido suficiente, y también se retiran.

Batalla de Kini-Nui

Los Rahi aparecen

Entonces, de los bosques vienen. De todas partes vienen. Los Rahi nos rodean.

"Es horrible", dice Maku.

"Deben de haber cientos de Rahi por ahí", señala Hafu.

"¡Estamos condenados, condenados!", añade Taipu.

"Yo estaré contigo Cronista, no importa qué", dice Kapura.

"Nunca veré al canta-canción de Le-Koro nunca más. Oh, ¡ay!", llora Tamaru. Y luego apunta al cielo y grita. "¡Aquí vienen!"

De repente, los Nui-Rama están a punto de descender en picado sobre nosotros. Sus máscaras se cae al suelo a nuestros pies.

Guardia de Ta-Koro

La Guardia de Ta-Matoran

"Miren al cielo!", grita Tamaru. "¡Kongu! ¡Es Kongu!"

¡Los pilotos Kahu de Le-Koro han llegado a nuestro rescate! Y ellos no están solos. Desde las profundidades de la tierra salen Onepu y sus regimientos de Ussalry. Y luego Jala aparece junto con su Guardia de detrás de una cresta. Dejaron volar un aluvión de discos. Tal vez encontremos una oportunidad después de todo. Pero entonces la oscuridad se apodera de mí otra vez.

Confrontando al Makuta Editar

Wairuha vuelve a levantarse sobre sus pies. Otro Manas salta a Wairuha, pero Akamai ha llegado y golpea lejos. La victoria es de menor importancia, sin embargo. Los dos Toa Kaita son superados claramente.

"Esto, entonces, es cómo termina, Wairuha", dice Akamai.

"¡Para estos monstruos también, Akamai!", responde Wairuha. "¡No vamos a irnos sin una pelea!" Otro Manas golpea, y Wairuha cae hacia atrás en una pequeña torre metálica, destruyéndola. Las chispas vuelan, y luego uno de los Manas queda cojo.

"¡Wairuha, espera!", grita Akamai. "Estas torres extrañas... tal vez..."

Kaita Manas Smash

Los Kaita luchando contra los Manas

Pronto, los dos Toa Kaita están tallando las torres de control de la izquierda y la derecha. Al hacerlo, los Manas se apagan y colapsan. Finalmente, todos los Manas yacen sin vida en el suelo.

"¡Hemos sobrevivido!", declara Akamai.

"Por ahora", responde Wairuha. "Fuimos suertudos. La sabiduría proporciona sólo lo que el valor en su servicio. "Los dos Toa Kaita avanzan hacia una puerta grande, grabada. Se abre y caminan a través de ella.

"Me siento extraño...", dice Akamai. "¡Me siento como - cada vez más desgarrado!"

Y con esto, los dos Toa Kaita caen. En su lugar, los seis Toa ahora están.

"¿Que ha ocurrido?", se pregunta Tahu.

Gali responde. "El espíritu del Makuta... es el espíritu de la destrucción. Este es su mundo interior. Los Toa Kaita no pueden existir aquí."

"Los Manas casi destruyeron a los Toa Kaita", dice Pohatu. "Y el Makuta es diez veces mayor que ellos. ¿Qué esperanza tenemos?"

MNOG Mangaia Door

La puerta

"Los Toa Kaita simplemente dieron forma física a la fuerza de nuestra unidad", dice Gali. "Todavía la poseemos, en nuestros corazones."

"Pero la sabiduría y el valor de los Toa Kaita eran sin igual", interviene Lewa. "Cuando la sabiduría y el valor fallan", responde Tahu, "todo lo que queda es la fe. Y puede superar todo."

"Gali esta en lo correcto", continúa Tahu. "Hay que seguir adelante."

Todos los Toa están de acuerdo.

"¡Escúchanos, Cronista!" Gali se está dirigiendo hacia mí directamente ahora. "¡Damos un paso, ahora, a través de las puertas de la destrucción! Nuestro enlace está roto. Si deseas cumplir tu destino, y registrar los últimos momentos de este tiempo,... tienes que encontrarnos."

Y entonces sus ojos se estrechan y ella me mira fija y duramente en mí. "¡ENCUÉNTRANOS!", implora.

Las Consecuencias Editar

"¡Cronista, despierta!" Me esfuerzo para abrir los ojos. ¿Es Maku la que esta hablando conmigo? "¡Por favor, despierta!", dice.

La batalla por Kini-Nui ha terminado. Los Rahi se han ido y los Matoran son victoriosos. Mi Compañía me rodean, felicitándose unos a otros en nuestra buena fortuna.

"Rahi desaparecen, y Matau confundido", dice Kongu, explicando su llegada al Kini-Nui. "Pensamiento: Rahi se repliegan aquí, para destruir el Kini-Nui. ¡Así que rápido-vuelo llegamos, para ayudar!" " El Kini-Nui está a salvo ahora", dice Jala. "Creo, sin embargo, que las pruebas de este día están lejos de terminar. Los Toa están todavía bajo tierra."

"Algo extraño ha ocurrido en Onu-Koro", dice Onepu mientras me doy vuelta. "Whenua dice que debes ir allí, y rápidamente. Pero no a pie."

"¡Toma a Puku! Ella nos siguió todo el camino hasta aquí. Creo que ella te ha estado buscando."

Puku se ve con ganas de saludarme. "OK, chica", le digo. "¡Vamonos!"

Rápidamente llegamos a Onu-Koro. Es bueno que Puku conozca el camino, porque los túneles han sido atrincherados. Busco a Whenua.

"Estás a salvo, Cronista", Whenua me saluda. "Eso es bueno. Las Profecías, entonces, siguen siendo veraces."

"Dicen que Gali te ha llamado. Se ha producido una perturbación en la Gran Mina. La Máscara Dorada que has descubierto ha desaparecido, y un pasaje se ha abierto allí."

TakuaMNOLG1

Descendiendo al Mangaia

"Mis compañeros de trabajo tienen demasiado miedo de ir cerca de ella. Creemos que es otra entrada a la guarida del Makuta. Es tu destino encontrar a los Toa, Cronista, no importa cuál sea el resultado. Espero que tengas el coraje para enfrentarlo."

No parece haber nada más que decir. Le doy a Whenua un adiós, y luego me dirijo a la Gran Mina. Yo también espero tener el valor de enfrentar mi destino. Cuando llego a la parte inferior de la Gran Mina, la Máscara Dorada, en efecto ha desaparecido. Ahora me puedo acercar al pedestal.

Cuando pulso el botón, el pedestal desaparece en el suelo. De repente, las paredes se retraen lejos de mí. Ahora el piso en sí está descendiendo rápidamente, hacia abajo, hacia la oscuridad de abajo. Se detiene cuando alcanzo el suelo de una cámara grande y oscura.

Yo trabajo mi camino hacia adelante, más allá de las torres dañadas y los Manas sin vida, hacia la puerta grande y abierta.

Batalla del Mangaia Editar

A través de la puerta, los veo. Los seis Toa se han reunido alrededor de un remolino de escombros. "¡Makuta!", grita Tahu. "¡Hemos llegado!"

Desde las profundidades invisibles de la cámara, un pequeño Matoran da un paso hacia adelante.

"¡¿Qué ?!", exclama Tahu con incredulidad.

"Los he estado esperando", dice el Matoran mientras él camina a la luz. Él está cubierto de pies a cabeza en marcas de corrosión que supuran.

"Pero tú - tú eres -", objeta Tahu.

"Soy lo que has jurado proteger", dice el Matoran.

Flash Matoran Teridax

Makuta

"¡Tahu, es un truco!", Interviene Kopaka. "¡Debemos destruirlo!"

"¿Destruirme?", Dice el Matoran desafiante. "No pueden destruirme. No más de lo que pueden destruir el mar o el viento. O... el vacío."

"¿Tu eres como el mar?" Objeta de Gali. "¡El mar da la vida! ¡El mar nos trajo! "

"Los he traído", dice el Matoran. "Porque yo soy Nada. Y de la Nada, llegue. Y es a la Nada a donde van a ir."

"Me quedo con Mata Nui", continúa, "uno al lado del otro. Soy su hermano."

"Los pobladores del mundo son los constructores. Pero mira en sus corazones, y tú encontrarás que también tienen el poder de destruir. Yo soy ese poder. Yo soy destrucción. Y voy a destruirlos."

"Pero..." dice Tahu, todavía no creyéndolo ", ¡no eres más que un Matoran!"

"¿Esperabas algo más?", pregunta el Makuta. "¡¿Algo como ESTO?!"

Y al decir esto, el Makuta se transformó a sí mismo, uniéndose con los restos del remolino. Extendio sus largos brazos serpenteantes hasta dispersar a los Toa, uno por uno. Incluso las fuerzas de protección de la máscara Hau no pueden proteger a Onua cuando los brazos del Makuta se acercan a él por detrás y lo toman por sorpresa.

MakutaMNOLG

El Vórtice

"¡Nuestra única esperanza es trabajar juntos!", Grita Tahu sobre el sonido ahora del rugido del vórtice.

Tahu trae toda la fuerza del Fuego sobre el Makuta en un infierno de llamas de remolino. Kopaka suelta una corriente de remolinos de Hielo. Gali dirige un torrente de torsión de agua al Makuta. Lewa desata un torbellino por su cuenta en una fuerte ráfaga de Aire. Onua sucesivamente desata una ráfaga de Tierra que llega al Makuta al mismo tiempo mientras una poderosa onda de choque brota del pisar fuerte del pie de Pohatu. Las fuerzas convergentes de los seis Toa son demasiadas para que el Makuta las soporte.

"Ustedes no me pueden destruir", dice el Makuta desafiante. "Porque yo no soy nada."

Y con eso, el vórtice se derrumba y el Makuta se han ido. Parece ser que los Toa han completado su tarea, ya que ahora están siendo transportados, uno por uno, fuera de la cámara.

"Pero - ¿qué ha pasado con el Cronista?", se pregunta Gali. Y entonces ella también es transportada.

Me asomo por detrás de la pila de escombros, ahora sin vida. Hay una puerta en el otro lado de esta cámara. Doy un paso a través de ella y descubro una habitación que se extiende hasta perderse en cada dirección. La pared no es sólida, sino que es una colección de esferas apiladas. Me acerco a echar un vistazo a una de las esferas.

Al mirar dentro de la esfera para ver lo que hay dentro, noto algo moviéndose como si despertara de un largo sueño. De repente, ve directo a mí y me da una sensación extraña de que tal vez yo no debería estar aquí. La criatura viene rompiendo su esfera y me enfrenta. Mientras doy vuelta y corro, escucho a otra. Y otra. Y otra…

Estoy corriendo tan rápido como pueda lejos de las criaturas, tratando desesperadamente de encontrar una manera de salir de estas cámaras y de nuevo ir a la superficie. Entonces lo veo: un dispositivo dorado con una pieza que falta. ¡Sé cual es esa pieza! La tengo en mi mochila.

Estoy buscando desesperadamente en mi mochila por ella. No, no es la flauta. No es la Piedra de Calor o la carta o la insignia. ¡Ah, aquí está! ¡El cincel dorado!

Pongo el cincel en el dispositivo. Estoy al instante rodeado por una burbuja de energía y se eleva desde el suelo justo cuando las criaturas convergen en mí. Estoy flotando hacia arriba, hacia arriba fuera de la cámara. Entonces soy llevado rápidamente a lo largo de un túnel oscuro. Una puerta se abre por delante, y soy escupido en una playa.

Estoy de vuelta donde empecé esta aventura. Vakama está aquí, mirando el agua y esperando por mí. Voy hacia él.

El Discurso Final de Vakama Editar

"Asi que. Tu nos ha vuelto a sorprender, Cronista", dice Vakama. "Temíamos que tu coraje te llevara tu aventura final. Pero parece que puedes tener muchas más en el futuro."

"Pareces asustado", continúa Vakama. "Sé lo que viste en esa cueva. Nuestros Profecías dijeron que la derrota del Makuta pondría fin a nuestros problemas. Pero las Profecías han cambiado."

"Algo aún más oscuro se cierne por delante de nosotros. Pero por ahora, saca esos pensamientos de tu mente. ¡Hay muchas razones para que el pueblo de Mata Nui se alegre!"

MNOLG Playa de Ta-Wahi El Discurso Final de Vakama

El Discurso Final

"Cuando nos encontramos por primera vez, y encontraste mi máscara - y mi Bastón de Fuego - e hiciste peticiones que de hecho cumpliste para todos los Turaga - pensaba que eras un marginado."

"Ningún Matoran viaja de pueblo en pueblo, teniendo aventuras. El pueblo de Ta-Koro no confiaba en ti y temía tus aventuras. Estaban seguros de que nos traerían mala suerte."

"Pero tu nos ha demostrado que estábamos mal, Takua. Estas de pie como los Toa entre los más grandes héroes de Mata Nui. ¡Ven! Dejemos esta playa ventosa y volvamos a la luz y el calor de Ta-Koro."

"Muchos amigos te esperan allí."

Miro hacia arriba en el cielo nocturno. La estrella roja se ha movido a su posición final de los paneles del telescopio. Y entonces el cielo estalla con muchos colores mientras lo fuegos artificiales se apagan en la celebración. Después de mi larga aventura, es bueno ir a casa.

MNOLG Fin
← Capítulo 8 Tutorial del Juego en Línea de Mata Nui



El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.